EFEValència

La Guardia Civil ha detenido a las dos supuestas responsables de diversos robos de joyas a personas de avanzada edad en la localidad de Oliva (Valencia), que posteriormente eran vendidas en establecimientos de compraventa y empeño de joyas.

Tras las investigaciones de los agentes detectaron que en dos establecimientos de la localidad las joyas que estaban vendiendo eran de origen ilícito, y como consecuencia de ello, se afianzaron aún más las sospechas de que las joyas vendidas procedían de actividades delictivas, según fuentes de la Guardia Civil.

En el primer establecimiento se constató que algunas de las joyas vendidas tenían grabadas iniciales, las cuales no coincidían con el nombre del vendedor de las mismas. Una vez identificada a la vendedora de las joyas, se constató que se encontraba cuidando a una persona de avanzada edad en su domicilio.

Al ponerse en contacto con los familiares de la anciana y comprobar que la vendedora no tenía autorización para la venta de las joyas, se le interpuso una denuncia, y se recuperaron las joyas (1 pulsera con medalla de oro, 3 sortijas de oro, 1 collar con medallas grabadas de oro y 1 juego de pendientes de oro), por un valor de 5.000 euros, y se procedió a la detención de la vendedora el pasado mes.

Además los agentes detectaron a principios de junio otra venta de joyas de posible origen ilícita por parte de una mujer con escasos recursos económicos, la cual se encontraba cuidando el domicilio de una persona de avanzada edad mientras esta se encontraba de viaje.

Una vez verificada la venta ilícita de las mismas y presentada denuncia por parte de la perjudicada, se constató la sustracción de joyas por valor de 2.600 euros, de las cuales solo fue posible la recuperación de un broche de oro valorado en 1.000 euros, ya que el establecimiento había procedido a fundir el resto de las joyas.

Han sido detenidas por estos hechos dos mujeres: la primera de ellas, en el marco de la Operación ‘FURNICA’, de 35 años y de nacionalidad hondureña, y la segunda, en el marco de la Operación ‘GEMMIS’, de 39 años y de nacionalidad española, ambas por delitos de hurto.

Las diligencias de ambas operaciones han sido entregadas en los juzgados de Gandia.