EFEValència

Ricard Gallego, asesor del expresidente de la Diputación de Valencia Jorge Rodríguez, ha declarado este miércoles ante el juez del caso Alquería que ni él ni nadie de la Presidencia de la empresa pública Divalterra participaron en la contratación de altos cargos cuyas supuestas irregularidades están siendo investigadas.

El juez del caso investiga al expresidente de la Diputación Jorge Rodríguez y a quienes han ocupado cargos de gerencia en Divalterra: Agustina Brines (Compromís), Josep Ramón Tiller (PSPV) y Javier Simó (PSPV); al secretario-letrado asesor de esta empresa pública, Jorge Cuerda, y a dos asesores de la Diputación, Ricard Gallego y Manuel Reguart, en relación con la contratación de supuestos "enchufados" en esta empresa pública.

Ricard Gallego ha comparecido este miércoles y ha declarado que accedió al puesto de jefe de gabinete en febrero de 2016, cuatro meses después de firmarse los contratos; y que Divalterra no se encontraba entre sus preocupaciones, porque había un equipo técnico y jurídico de garantías.

Gallego, en declaraciones a los periodistas a su salida de la Ciudad de la Justicia de Valencia, ha calificado de ”barbaridad” las detenciones que se produjeron al inicio de esta investigación judicial y ha insistido: “si quienes deberían haber identificado alguna irregularidad en los contratos, no lo hicieron, nosotros en Presidencia no lo podíamos saber”.

El número dos de Jorge Rodríguez también ha puesto de manifiesto que "algunos y alguna aprovecharon el caso para intentar acabar con el proyecto político de Jorge Rodríguez”, aunque no lo han conseguido. EFE

ftv-jmm

(foto)