EFEValència

El Juzgado de Instrucción número 18 de València ha procesado al concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, y a otras seis personas como presuntos autores de los delitos de homicidio por imprudencia grave y contra la seguridad de los trabajadores por la muerte de un trabajador que intervenía en la construcción de una grada en Viveros para los conciertos de la Feria de Julio de 2017.

Además de Fuset, están procesados por los mismos delitos cuatro responsables de las empresas Promociones Musicales Osuna y Caledestina Lance", un responsable de T Tercio que es a su vez es vicepresidentede la Asociación de Promotores Musicales de la Comunidad Valenciana, y el presidente de la Asociación de Promotores Musicales.

Por otro lado, el auto decreta el sobreseimiento provisional sobre otros cuatros personas y sobre Radio Popular de España.

Los hechos ocurrieron el 27 de junio de 2017 cuando un operario que trabajaba en la construcción de unas gradas con capacidad para mil personas para los conciertos musicales de la Feria de Julio pisó una tabla que se venció y cayó desde una altura de 3 metros, se golpeó la cabeza y falleció unos días después en un hospital de València.

El trabajador fallecido tenía 47 años, estaba casado y tenía dos hijas.

El auto de incoación de procedimiento abreviado, al que ha tenido acceso EFE, indica que sobre Pere Fuset, existen indicios racionales de que personalmente, no a través de sus técnicos "exigió con un mínimo de antelación a la celebración del concierto premura en el montaje de las gradas".

En la resolución, el juez indica que existen también "indicios racionales departicipación criminal en la causación del fallecimiento imprudente por no haber exigido la aportación a la empresa contratada que ocupó sin concurso parte del dominio público el estudio de seguridad laboral y salud del montaje de la obra".

El auto hace también referencia al informe de la Inspección de Trabajo de fecha 7 de febrero de 2018 por el que se impuso al Ayuntamiento de València una sanción de 40.986 euros por una infracción muy grave, ya que en las obras que provocaron la muerte del trabajador no existía evaluación de riesgo ni se adoptaron medidas de protección.

Además de las personas físicas, el auto también procesa a cuatro entidades jurídicas. el Ayuntamiento de València, Promociones Musicales Osuna, T Tercios SLU y la Asociación de Promotores Musicales de la Comunitat Valenciana.

El juez ordena el traslado de las diligencias previas al Ministerio Fiscal y acusaciones personadas para que, en el plazo de diez días, soliciten la apertura de juicio oral, formulando escrito de acusación, o el sobreseimiento de la causa, o excepcionalmente la práctica de diligencias complementarias.

El concejal Fuset declaró como investigado (antes imputado) ante el Juzgado de Instrucción número 18 de València, que investiga las circunstancias en las que se produjo el accidente y las posibles responsabilidades que se pudieran derivar, y cuando le preguntaron sobre si firmó la autorización de la grada, aseguró que actuó conforme a los informes de los técnicos del ayuntamiento y que firmaba lo que estos le "ponían delante".

Cuando se le preguntó por qué el ayuntamiento no había recurrido la sanción de la Inspección de Trabajo, Fuset respondió que se les pasó el plazo.

La decisión del juez implica que el concejal deberá enfrentarse a un juicio por estos dos delitos, a menos que prospere el recurso que, previsiblemente, presentará su defensa contra la decisión del juez.