EFEValència

La sexta edición del festival de música electrónica Marenostrum, que estaba previsto que se iniciara a las 19 horas de este viernes, finalmente no se ha celebrado, y desde la organización se ha empezado a devolver de forma automática el importe de las entradas.

La Generalitat había denegado el permiso para la celebración del festival, convocado para el 12 y 13 de julio en los terrenos de la Sala Canal de Pinedo (Valencia), por la afectación a la fauna del parque natural de la Albufera y por el riesgo para la seguridad vial, a raíz de los informes emitidos por la Conselleria de Agricultura y la Guardia Civil.

La promotora del festival había recurrido esa decisión y, tras la nueva negativa de la Generalitat, había hecho público que finalmente lo celebraría en el interior de la Sala Canal, en lugar de en el exterior, si bien esa sala tiene un aforo para 1.200 personas, y el festival esperaba 6.150 asistentes.

El recinto exterior ha sido precintado esta mañana, y durante la tarde ocho patrullas de la Policía Autonómica y de la Guardia Civil se han desplazado al lugar para controlar el cumplimiento de la normativa y del aforo de la sala, que tiene autorización municipal como sala de baile.

Finalmente, el festival no se ha celebrado, lo que ha generado numerosas críticas en las redes sociales de personas que habían comprado sus entradas, muchas de las cuales han explicado que recibido un correo electrónico en el que se les informa de la devolución del importe pagado por las entradas.

Uno de los artistas que iba a actuar en el festival, Lucas and Esteve, ha explicado en redes sociales que el festival había sido cancelado, mientras que jóvenes que se han desplazado hasta la zona han sido informados por las fuerzas de seguridad de que no podían acceder porque el festival estaba cancelado.