EFEValència

El Juzgado de Instrucción número 5 de Llíria (Valencia) ha impuesto al monitor de 28 años detenido por presuntos abusos sexuales a varias menores la prohibición de acercarse a granjas escuelas, talleres, centros ocupacionales y lugares de recreo donde pudiera tener contacto con niños.

El juez ha decretado la libertad de este monitor de granja escuela, que ayer pasó a disposición judicial y que deberá comparecer dos veces al mes en el juzgado, según ha informado este jueves el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV).

El instructor le imputa un delito de abusos sexuales a menores de 16 años, y le investiga por tocamientos a varios menores de tres centros escolares que visitaron las instalaciones de la granja escuela en distintos días entre los meses marzo y mayo.

Además, el juez tiene previsto tomar declaración a los padres de las víctimas, que tienen entre 6 y 8 años, según han señalado las mismas fuentes.