EFECastellón

El incendio declarado a primera hora de la tarde de ayer en una zona forestal del término municipal Culla, en el interior de la provincia de Castellón, que ha quemado al menos 400 hectáreas, está ya "estabilizado", según ha informado el Consorcio de Bomberos de Castellón.

Del mismo modo, se han retirado todos los medios aéreos "menos uno con base en el Aeroclub de Castellón", según ha indicado la Generalitat, que ha concretado que el fuego se ha dado oficialmente por estabilizado sobre las 16:15 horas.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, que ha visitado hoy el puesto de mando avanzado del incendio, ha apuntado a una quema de rastrojos como posible origen del fuego, aunque ha insistido en que se trata de algo que "deben decir los técnicos en el momento que se llegue a la causalidad".

Ha señalado, no obstante, que "en general la mano del hombre está, de una manera intencionada o no, detrás demás del 80 % de los incendios", y ha pedido prudencia ante el fuego a toda la sociedad", agricultores, turistas o a quienes acuden al monte.

"Todos somos corresponsables de que pueda haber incendios", ha afirmado Puig, quien ha recordado que la Comunitat sufre "un estrés hídrico enorme" y "la situación del cambio climático es evidente", por lo que hay que ser "más prudentes que nunca" y "no se pueden hacer quemas cuando no hay condiciones meteorológicas adecuadas".

En su cuenta de Twitter, el Consorcio de Bomberos de Castellón ha querido reconocer esta tarde el "duro trabajo de todo el dispositivo" desplegado con motivo de este incendio, y ha enviado "un abrazo muy fuerte" al bombero herido ayer por quemaduras y que se encuentra ingresado en el hospital La Fe de València.

"El Consorcio da por estabilizado el incendio forestal de Culla. Es momento de reconocer el duro trabajo de todo el dispositivo. Queremos enviar un abrazo muy fuerte a Javi y desearle una pronta recuperación. Mucho ánimo al resto de compañeros del parque Els Ports", ha publicado el Consorcio.

El fuego se declaró sobre las 13.55 horas de ayer la localidad castellonense de Culla, pero las fuertes rachas de viento registradas en el lugar dificultaron las labores de extinción, sobre todo para los medios aéreos, que tuvieron que retirarse.

Un bombero resultó herido por quemaduras y al menos veinte masías y un hotel rural tuvieron que ser desalojados debido al fuego declarado en un valle "de mucha belleza", de pinar y cultivos, a 15 kilómetros del núcleo de población, según el alcalde del municipio, Víctor Fabregat.

Los vecinos de las masías desalojadas podrán volver a sus casas esta misma tarde, igual que los alojados en el hotel rural que también fue evacuado de forma preventiva, según ha asegurado Fabregat a EFE.

El alcalde ha destacado que finalmente el fuego solo ha afectado a matorral y se han podido salvar tanto el pinar como los cultivos existentes en la zona.

Según ha dicho, una de las masías ha quedado totalmente afectada por el fuego y en otras siete las llamas se han quedado a las puertas, mientras que el resto de viviendas y el hotel no se han visto afectadas.

En ese sentido, ha concretado que a partir de esta tarde los vecinos podrán ir volviendo a sus casas "con prudencia", y entre hoy y mañana también podrán hacerlo las personas que estaban alojadas en el hotel rural, quienes podrán celebrar allí la Nochevieja.