EFECastelló

Un trabajador de una empresa de Onda de 44 años falleció la madrugada del pasado sábado en el Hospital General de Castellón donde llegó para ser atendido por sospecha de golpe de calor.

Según fuentes sanitarias, el trabajador habría sido trasladado hasta urgencias para ser tratado ante una sospecha de golpe de calor, pero las causas de la muerte deberán ser esclarecidas cuando se conozca el resultado de la autopsia.

La Conselleria de Sanidad ha explicado que el número de atendidos como sospecha de golpe de calor desde el inicio del Programa de Prevención y Atención de los posibles problemas de salud derivados de las temperaturas extremas en la Comunitat Valenciana en 2019 es de 51, de los cuales, finalmente se han confirmado 9 casos como atendidos por golpe de calor.

Las mismas fuentes no han podido confirmar si desde el inicio de esta campaña se ha producido algún fallecimiento por este motivo, aunque sí han apuntado que en 2018 se registraron dos fallecidos por golpe de calor, mientras que en 2017 fueron cinco.

El golpe de calor se caracteriza por un incremento de la temperatura corporal central por encima de 40 grados y alteraciones del sistema nervioso central donde predomina la encefalopatía y es típico el coma.

Se trata de una emergencia médica que puede causar fallo multiorgánico y que se presenta en relación con el ejercicio en ambientes calurosos y, más frecuentemente, a personas mayores o personas con enfermedades debilitantes durante intensas olas de calor.