EFEValència

La Fiscalía Provincial de Valencia ha pedido el sobreseimiento de las actuaciones judiciales abiertas tras el fallecimiento de un hombre en los juzgados de Valencia al que se trató de reanimar, el pasado 17 de octubre, con un desfibrilador defectuoso, que no funcionó.

Según consta en el escrito del fiscal remitido al Juzgado de Instrucción número 3, al que ha tenido acceso EFE, se considera que "no existe ninguna conducta imprudente en relación al fallecimiento" ante "la existencia de claros factores de riesgo previos, como la cardiopatía isquémica crónica que sufría el fallecido y la presencia de cocaína en su sangre".

El fiscal se remite a lo apuntado por los especialistas del Instituto de Medicina Legal, que informaron de que "el correcto funcionamiento del desfibrilador no hubiese sido determinante" en el fallecimiento, "puesto que los factores de riesgo -en referencia a la cardiopatía isquémica crónica y a la cocaína que había consumido- mantendrían la patología agua -trombosis coronaria- causante de la parada cardíaca".

Es por ello, concluye el fiscal, que "no existe ninguna conducta imprudente en relación al fallecimiento" y solicita el sobreseimiento de las actuaciones abiertas.