EFECastelló

La Guardia Civil se ha incautado de casi dos toneladas y media de hachís en Vinaròs y ha detenido a dos personas -que han ingresado ya en prisión- que estaban trasladando 65 fardos de esta sustancia en dos vehículos que previamente habían sido descargados de una embarcación en el norte de la provincia.

Según han informado este martes fuentes de la comandancia provincial de Castellón, la operación fue llevada a cabo el pasado 20 de abril por parte del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA).

Los agentes pudieron interceptar 2.467 kilos de hachís que estaban repartidos en 65 fardos, que previamente habían sido descargados desde una embarcación en una playa de la costa norte de la provincia.

En este caso, la actuación policial se saldó con la detención de dos hombres por un delito de tráfico de drogas y otro de robo y uso de vehículo a motor, al tratar de introducir y distribuir en la provincia casi dos toneladas y media de hachís, ocultos en dos vehículos.

Uno de ellos, previamente sustraído, albergaba la totalidad de la droga mientras que el otro era empleando como lanzadera, para ejercer funciones de reconocimiento de la zona y poder circular libremente y sin riesgo de ser interceptados.