EFECastelló

La Guardia Civil se ha incautado de 97 kilos de pulpo de roca congelado extraído de forma ilegal y que estaba preparado para ser comercializado irregularmente en un establecimiento hotelero en Burriana (Castellón).

Según un comunicado de la comandancia, la actuación ha sido llevada a cabo por agentes que realizan las inspecciones que se llevan a cabo periódicamente para controlar la captura y comercialización de pulpo de roca inmaduro, así como la documentación que ampare su trazabilidad en diversos establecimientos hosteleros en la provincia.

En una inspección en Burriana, los agentes localizaron en un local varios arcones congeladores un total de 97 kilos de pulpo de roca cuya procedencia no pudo ser especificada por los propietarios, quienes tampoco pudieron aportar la factura de primera venta o documento similar que acreditase su trazabilidad.

El pulpo estaba preparado para consumo de los clientes del negocio, por lo que se procedió a formular las correspondientes denuncias en materia de pesca marítima por carecer de la trazabilidad necesaria y se aprehendió el producto.