EFECastelló

Un hombre de 28 ha ingresado en prisión después de haber sido detenido por la Policía Nacional frente al Hospital General de Castelló por desolediencia grave al no querer ponerse la mascarilla "porque no le daba la gana" pese a que los agentes le facilitaron una.

Según han informado este jueves fuentes policiales, los hechos ocurrieron a las 15.30 horas del miércoles en la avenida Benicàssim, frente al Hospital General Universitario de Castelló.

Los agentes observaron en esta vía a un hombre que incumplía las medidas de seguridad sanitarias que obligan a llevar mascarilla, por lo que uno de los policías se acercó para preguntarle si tenía algún motivo justificado (como padecer una enfermedad) que le impidiese llevar la mascarilla, y el hombre contestó que no, que no tenía y que no se la iba a poner.

El agente intentó identificarle para realizar una propuesta de sanción y le proporcionó una mascarilla, aunque el hombre mantuvo su negativa alegando que "no le daba la gana".

Pese a ser advertido por los policías en varias ocasiones de las consecuencias de su actitud, que podía acarrear desde una infracción administrativa hasta su detención por desobediencia grave, se negó a identificarse y a ponerse la mascarilla.

Con lo ocurrido, y ante el riesgo que para la salud pública supone su actitud, los agentes le detuvieron como presunto autor de un delito de desobediencia grave.

Este hombre, que cuenta con numerosos antecedentes policiales, ha sido puesto a disposición de la autoridad judicial, que ha ordenado su ingreso en prisión.