EFEEstivella (Valencia)

Los vecinos de Estivella están consternados por la muerte de su vecina Marta Calvo, presuntamente asesinada en otro pueblo situado a cien kilómetros de allí, Manuel, por un hombre con el que se había citado por internet, y siguen atónitos, bajo una persistente lluvia, las noticias sobre el caso.

Este pequeño municipio de la comarca valenciana del Camp de Morvedre, de unos 1.300 habitantes, ha convocado una concentración de repulsa para las seis de la tarde de este jueves.

Su alcalde, Rafael Mateu, ha explicado a EFE que estos días ha podido hablar tanto con el padre como con la madre de la joven, los cuales se encuentran muy afectados por un suceso aún sin esclarecer, pues la Guardia Civil busca aún el cadáver o los restos descuartizados del mismo tras la confesión del detenido.

Este miércoles el Ayuntamiento celebró un pleno extraordinario en el que se condenó lo sucedido y se puso de manifiesto la voluntad del consistorio de ponerse a disposición de la familia para cualquier cosa que pueda necesitar.

Vecinos del pueblo con los que ha hablado Efe muestran su incredulidad ante lo sucedido, condenan los hechos y lamentan el final de la joven.

Fuentes cercanas a la familia han explicado a EFE que la madre de la joven, separada del padre hace años, se encuentra en una casa que posee en una zona de montaña -junto a su actual pareja- sin ánimo de salir ni de atender el teléfono.

También han señalado que hace tres días, cuando aún no se había entregado el principal sospechoso del caso, la madre ya se encontraba extremadamente nerviosa ante la incertidumbre del fatal desenlace que finalmente se ha producido.