EFEAlicante

La Fiscalía de Alicante medita la posibilidad de recurrir por defectos formales la sentencia absolutoria dictada para Miguel López, el único acusado del asesinato de María del Carmen Martínez, viuda del expresidente de la extinta Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) Vicente Sala.

Fuentes de la Fiscalía han precisado hoy a Efe que ese hipotético recurso de apelación ante la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) podría fundamentarse en la supuesta falta de motivación que habría propiciado la devolución de la primera acta de deliberación del jurado, el viernes 8 de noviembre, acordada por la magistrada que presidió el tribunal, Francisca Bru.

En esta línea, las mismas fuentes han recalcado que en la sentencia conocida ayer solo se concreta que esa primera decisión del jurado no se aceptó porque no estaba debidamente justificada.

Además, hasta el momento no se ha atendido a la petición de las acusaciones para que se facilitase copia de ese acta de deliberación con el propósito de evaluar si su devolución estuvo o no justificada.

Para ayudar a sustanciar ese posible recurso pro tal motivo, solo se dispone de la grabación del acto en el que se formalizó el retorno de la primera deliberación al jurado, en presencia de las partes.

No obstante, en ese momento no se conoció ni el contenido ni el sentido de esa deliberación por lo que, según las mismas fuentes, el recurso podría fundamentarse en la ausencia de todo conocimiento sobre la falta de motivación de la primera deliberación que llevó a la magistrada a devolverla al jurado.

El plazo de diez días hábiles para los posibles recursos contra la sentencia concluye el próximo martes 3 de diciembre y en el caso de que esa apelación fuese estimada por el TSJCV podría ocurrir que se repitiera el juicio, según las mismas fuentes.

La sentencia dictada este lunes considera a López no culpable de los disparos que causaron la muerte a su suegra en la tarde del 9 de diciembre de 2016 mientras se encontraba en el lavadero del concesionario de vehículos 'Novocar', propiedad de la familia Sala Martínez, que entonces regentaba el propio López.

Según la sentencia, el jurado dictó un veredicto exculpatorio tras ampararse en el principio de presunción de inocencia ante la inexistencia de "pruebas incriminatorias sobre la autoría" de López.

En concreto, alude a que nadie vio al procesado cometer el crimen y añade que tampoco se ha acreditado que disparase ningún arma puesto que dio negativo en la prueba de parafina. Además, no se encontraron restos suyos de ADN en el escenario del crimen, aunque sí de una tercera persona de identidad desconocida.

El fallo considera probado, también, que el yerno de la víctima había abandonado el concesionario de vehículos a las 18.38 horas, es decir, antes de que se produjesen los disparos, en torno a las 18.55. EFE