EFEValència

La N-340 y la autovía A-7, ambas en varios tramos de las provincias de Valencia y Alicante, así como la A-79 en Alicante siguen cortadas a consecuencia de las intensas lluvias que afectan a la Comunitat Valenciana.

El Ministerio de Fomento, en un comunicado, ha informado a primera hora de esta tarde de viernes de que la situación de las carreteras del Estado en la Comunitat, se encuentra en general transitable, con reducciones de la velocidad en algunos puntos por presencia de agua y arrastres en arcenes.

No obstante, han detallado que la N-340 está cortada por lluvias entre los kilómetros 678 y 692, en la zona de Orihuela (Alicante) lindante con Murcia, así como en el punto kilométrico 697, en la provincia de Alicante.

Además, en la misma provincia está cortada la A-7 en el punto kilométrico 538 por el desbordamiento de la rambla de Albatera y entre los puntos 553 al 547, en sentido a Valencia, el tráfico pasa con dificultad, aunque prevén que se pueda cortar en cualquier momento si sigue lloviendo.

Igualmente, en la A-79 está cortada la calzada puntualmente en el punto kilométrico 6, en sentido descendente y en la N-338 Aeropuerto de Alicante-El Altet, hay tráfico lento también con posibilidad de corte.

En la provincia de Valencia, el punto 817,400 de la N-340, en el término municipal de Albaida, está cortado como medida preventiva, frente a posible colapso parcial del terraplén y existen itinerarios alternativos.

Según Fomento, las afecciones en esta vía se van a extender más allá del período de lluvias.

Además, en la A-7, en el kilómetro 423 está cortado el paso inferior (término municipal de Albaida) y se espera su apertura en cuanto escampe la lluvia.

También en la provincia de Valencia, en la A-33, A-35 y N-344, en la Font de la Figuera, hay Tráfico lento por lluvias intensas, pero ninguna de las tres vías está cortada.

Adicionalmente, según las mismas fuentes, existen puntuales cortes de vías de servicio, que se están resolviendo por los Servicios de Conservación de Carreteras.