EFEValència

La Policía Local de Silla (Valencia) ha liberado a un anciano de 80 años de su encierro en una caseta de campo, en la que fue retenido durante tres meses mientras su captor, que ha sido detenido en el mismo lugar mientras le vigilaba, se apropiaba de todo el dinero de su cuenta bancaria.

La Policía Local recibió una llamada de alerta el pasado sábado y acudió a la caseta, donde encontró desnudo de cintura para abajo y tumbado en una cama al anciano, que narró cómo llevaba tres meses en la caseta, un espacio que no reunía condiciones de habitabilidad.

Un hombre, que abrió la puerta de la caseta a los policías, le vigilaba.

El anciano explicó a los agentes que había sido conducido a su encierro mediante engaño y que el acusado no le dejaba escapar.

"Recibimos una llamada alertando de que una persona de avanzada edad podía estar retenida contra su voluntad en una caseta de campo; y cuando llegamos, vimos un coche que nos indujo a pensar que podría haber alguien en la caseta", ha explicado a EFE uno de los agentes implicados en la operación.

"Tocamos a la puerta y en un principio no nos abrió nadie. Finalmente, salió un hombre de mediana edad, le preguntamos si estaba solo, y terminó por reconocer que a veces venía a la cabaña con un hombre mayor, a pasar la mañana, a distraerle".

"Le preguntamos si ese hombre estaba allí dentro en ese momento y le pedimos acceder al interior y entrevistarnos con él, para saber si estaba bien. Nos permitió el acceso a una sala diáfana y dentro, en una cama, vimos a este hombre de unos ochenta años, desnudo de cintura para abajo y tumbado", ha añadido la misma fuente.

"Nos contó que estaba allí desde hacía tres meses y que la última noche le habían impedido salir. Al parecer, inicialmente el detenido le había propuesto un negocio, le había llevado allí engañado, pero cuando él vio que era una mentira, y cuando pidió que le dejara marcharse, la persona que le tenía allí retenido no se lo permitió", ha explicado también el agente.

La víctima, creyendo la propuesta engañosa del negocio, había permitido al detenido acceder a sus cuentas bancarias, según la Policía.

El anciano fue trasladado a un centro de salud, y tras unos primeros exámenes no se le encontraron graves secuelas, han informado las mismas fuentes.