EFEValència

Los bomberos del Consorcio Provincial de Valencia han iniciado el año con intervenciones en tres incendios en Cheste, Alaquàs y Vilanova de Castellón y un accidente de tráfico en Llíria, que no han causado heridos.

El primer servicio de 2018 ha sido un incendio de una vivienda en la calle Rosario de Cheste, cuyo inquilino se había refugiado en el terrado del edificio y ha tenido que ser rescatado, ha informado el Consorcio.

El aviso ha llegado a las 4.15 horas y han actuado bomberos de los parques de Paterna y Chiva y un oficial de guardia y un bombero ha tenido que acceder al terrado para proteger al propietario de la vivienda porque la calle es muy estrecha y no han podido evacuarlo por la fachada.

El resto de bomberos han trabajado en la extinción del fuego para poder abrir una vía de rescate por dentro del edificio para bajar al hombre.

A las 9.25 horas, bomberos de Torrent y Paterna han actuado en un incendio de una planta baja sin construcciones superiores en Alaquàs, un local utilizado por una "filà" de moros y cristianos, que no estaba habitado.

El fuego ha sido dado por controlado a las 9.59 horas y ha afectado a la cocina y al techo con vigas de madera, así como a un pequeño almacén.

Los bomberos también han recibido el aviso de otro incendio, a las 11.32 horas, en una vivienda de Vilanova de Castelló para el que se han movilizado dotaciones de Xàtiva y Alzira.

El llegar al domicilio, el fuego ya estaba apagado el incendio, originado por la caída sobre un calefactor de ropa que estaba extendida en una silla, y los bomberos han procedido a revisar y ventilar el humo acumulado.

A las 6.09 horas ha entrado el aviso de un accidente de tráfico en Llíria y al llegar las dotaciones de L'Eliana y Paterna no había atrapados y solo han procedido a desconectar la batería y limpiar la calzada.