EFERequena (València)

El hombre detenido ayer por la Guardia Civil tras saltarse la orden de alejamiento sobre su expareja y atrincherarse durante varias horas armado en la vivienda donde reside la mujer en Requena (Valencia) pasará mañana viernes a disposición judicial.

Inicialmente, estaba previsto para hoy su trasladado a los juzgados de Requena, pero, "por problemas administrativos", será finalmente mañana cuando comparezca ante el juez, según han informado esta mañana a Efe fuentes de la Guardia Civil.

El hombre fue detenido a primera hora de la tarde de ayer tras haber retenido durante horas a su expareja, haberle proferido "amenazas de muerte" y haber lanzado objetos contundentes por la ventana del domicilio.

El dispositivo policial para reducir al sospechoso se activó tras el aviso de una vecina del edificio de la calle de la Vendimia, donde sucedieron los hechos, que escuchó "gritos" y "amenazas de muerte" del supuesto agresor, de unos 30 años y nacionalidad española, hacia su expareja, de la misma edad y nacionalidad.

La pareja no tenía hijos y ella le había denunciado por malos tratos. De hecho, el hombre llevaba implantada una pulsera telemática que controla a supuestos agresores y avisa a las víctimas, aunque había logrado quitarse el aparato.

Alrededor de las 14.00 horas, un agente de la Guardia Civil vestido de médico entró en el interior del domicilio y logró detener al hombre.

La intervención policial, en la que no se efectuaron disparos, permitió liberar ilesa a la mujer, mientras que el supuesto agresor fue trasladado a los calabozos de la Guardia Civil de Requena, donde permanece a la espera de pasar, mañana, a disposición judicial.