EFEAlicante

Más de doscientos policías locales de Alicante participarán durante todo el fin de semana en un operativo especial organizado para evitar aglomeraciones y vigilar los aforos de establecimientos de hostelería y restauración, según ha informado este viernes la Concejalía de Seguridad.

El edil del área, José Ramón González, ha manifestado que "el riesgo de contagio y la salud de todos están en juego en estos momentos y no podemos relajarnos".

El concejal ha hecho también un llamamiento a la responsabilidad este fin de semana: "debemos usar los espacios cumpliendo las medidas de seguridad, utilizar mascarillas, evitar aglomeraciones y mantener las obligadas distancias".

Para proteger y hacer cumplir las medidas del estado de alarma, la Policía Local intensifica la vigilancia y mantendrá, cada día del sábado y el domingo, un centenar de agentes de todos los turnos, distribuidos en patrullas fijas en diferentes puntos de la ciudad y un dispositivo móvil con unidades como la Fox, Canina, GOIR, Barrios y Tráfico, efectivos a los que se unirá el servicio nocturno.

Los agentes se desplegarán para prevenir y prestar atención y vigilancia de aquellos lugares donde se pueden producir aglomeraciones de ciudadanos y en ocupaciones de zonas públicas sin mantener las distancias de seguridad entre personas o sin distanciamiento social preventivo.

"Este operativo especial, con un estricto y rígido control policial, se va a intensificar en los próximo días, ya que se espera más afluencia de personas con el buen tiempo y el fin de semana en las terrazas y establecimientos de la ciudad", ha explicado el concejal.

El objetivo, ha señalado, es "hacer cumplir las normas de aforos y seguridad en las distancia obligatorias".

De esa manera, se continuará inspeccionando el cumplimiento de la ocupación máxima de las mesas y que los grupos en la vía pública no excedan de las diez personas, ha especificado.

En especial, los agentes controlarán las terrazas, los 'botellones', las playas, los paseos y los aforos de los establecimientos abiertos, así como las distintas plazas de la ciudad, prestándose especial atención a las zonas del centro y los parques públicos.

Por otra parte, la Policía Local de Alicante ha impuesto en las últimas 24 horas un total de veinticinco denuncias por desobediencia y ha sancionado a un establecimiento de hostelería en la avenida de Países Escandinavos por carecer el seguro de responsabilidad civil y exceso de aforo, además de levantarse once multas por exceso grupal y no mantener las distancias.

También se ha sancionado a personas bañándose en la playa de la Almadraba y en San Gabriel.

Asimismo, se ha intervenido en una piscina de una urbanización de la avenida de Niza, en la que fueron sancionadas dos personas tras recibir una denuncia por incumplir el estado de alarma para hacer frente a la covid-19.

Según fuentes policiales, del total de denuncias, cinco han sido por no respetar los horarios establecidos en las salidas permitidas en la fase 1 de la desescalada, tres por realizar actividades no permitidas y una por el uso de espacios no autorizados.

En esta jornada, los agentes han disuelto a grupos de más de diez jóvenes reunidos en la vía pública en varios parques y en las calles El Pilar, Jávea, Alcalde Jose Abad, Plaza del Sol, Cronista Joaquin Collia, entre otras.

Igualmente, se ha sancionado a cuatro pescadores que incumplían el horario establecido de 21 a 7 horas y se encontraban pescando en la costa, al tiempo que se ha intervenido en la calle Sargento Vaillo por un 'botellón'.