EFEValéncia

“Mi madre solo reza para que no me falles en el asunto que nos corresponde", le dijo en una carta Maje, acusada de haber planificado el asesinato de su marido, a Salvador, el autor material de las puñaladas que acabaron con la vida de la víctima, cuando ambos ya habían sido detenidos, estaban en prisión preventiva y sabían que iban a ser acusados.

La Audiencia de València ha celebrado hoy una nueva jornada del juicio por el asesinato de Antonio Navarro que sigue contra María Jesús, más conocida como Maje, y Salvador. El crimen fue cometido en agosto de 2017.

En la sesión de hoy la defensa de Maje ha llamado a declarar a Martina, compañera de celda de Maje en la prisión de Picassent, y ha solicitado la lectura de un párrafo de una carta enviada por Salvador a Maje el 16 de junio de 2018. La carta iba dirigida a Martina para evitar ser intervenida, pero ella se la entregó a Maje, la verdadera destinataria. “Todo el mundo quiere que yo me libre y que la culpe a ella”, decía Salvador en aquella carta.

En este punto el fiscal ha pedido que se leyeran otros párrafos de otras cartas, éstas enviadas por Maje a Salvador: "mi madre solo reza para que no me falles en el asunto que nos corresponde“; "mis padres confían en ti y en que preparemos una buena defensa”; “ya le di por carta el recado a mi madre de tu parte, no creas que tiene una mala imagen de ti, a pesar del final que ha tenido todo esto”.

En otra de aquellas cartas cuya lectura ha pedido el fiscal, Salvador le decía a Martina: “amo a tanto a Maje… espero que algún día te cuente lo que he hecho por ella y todo lo que sería capaz de hacer aún”.

La lectura de las cartas persigue aclarar si, efectivamente, Maje participó desde el comienzo en la planificación y ejecución del crimen, pero contaba con que Salvador asumiera todas las culpas; o si, por el contrario, Salvador tuvo un enfrentamiento con Antonio y lo mató, para luego, despechado, extender hasta ella la responsabilidad en el delito.

En sus primeras declaraciones policiales tras ser detenido, Salvador asumió todas las culpas, pero luego ha desmentido esa versión y la ha implicado a ella de lleno. Maje defiende que conoció las intenciones de Salvador, pero no las tomó en serio, y también que conoció el crimen inmediatamente después de haber ocurrido, pero que no lo denunció por miedo.

Por otra parte, en la vista de hoy ha quedado claro que las familias de Maje y Antonio Navarro vivieron un enfrentamiento por cuestiones de dinero. Esas diferencias estallaron en la misma comisaría de Policía Nacional a las pocas horas del fallecimiento de la víctima entre el hermano de éste, Vicente, y la madre de Maje, Dolores, en torno a un dinero (30.000 euros) que ella afirmaba haber abonado para la compra del piso que ambos adquirieron, en proporción de 80 % para él y 20 % para ella.

Vicente ha explicado que, por la muerte de Antonio, Maje recibía una parte de la vivienda y del dinero que tenía Antonio en una cuenta privativa, además de lo que le correspondiera por pensión de viudedad y de los seguros de vida, que también cobraba ella. Por el contrario, la madre de Maje ha explicado que, a raíz de la muerte, no pudo recuperar los 30.000 euros.