EFECastelló

El Ayuntamiento de Peñíscola ha desalojado esta tarde a 25 vecinos residentes en la urbanización Voramar debido a la gran cantidad de agua acumulada en los bajos del inmueble y al riesgo que supone a estas horas el temporal marítimo en esa zona de playa de la localidad.

Según han informado fuentes del Ayuntamiento, 6 de los desalojados han sido reubicados en campings (los que tenían mascotas) y en hoteles, mientras que el resto de propietarios han optado por alojarse en casas de familiares.

La Policía Local del municipio ha atendido 100 servicios por incidencias provocadas por las inclemencias meteorológicas desde el inicio del temporal que afecta de manera especial a este municipio costero desde ayer, que sufre cortes de vías en la zona de la playa ya que se han acumulado grandes cantidades de agua proveniente del mar, la lluvia y de los barrancos que atraviesan el municipio con gran caudal.

Incluso el patrimonio histórico ha sufrido "graves efectos", extremo que preocupa especialmente al consistorio y los operarios municipales están trabajando sin descanso desde ayer intentando devolver la normalidad al municipio.

La borrasca, según ha explicado el alcalde, Andrés Martínez "ha borrado prácticamente la playa y ha provocado el corte del tráfico en la avenida Papa Luna, que discurre paralela al paseo marítimo".