EFEValència

El hasta ahora concejal de Cultura Festiva de València, Pere Fuset, se enfrentará a una citación como investigado el próximo viernes, cuando declare ante el Juzgado de Instrucción número 2 de València, que instruye un caso por supuesto fraccionamiento de contratos municipales.

Pere Fuset ha anunciado esta mañana que abandona sus competencias en Cultura Festiva, después de que el pasado viernes el Juzgado de Instrucción 18 de València acordara la apertura de juicio oral contra él, otros cuatro acusados y dos empresas por el accidente mortal de un trabajador en el montaje de las gradas de los conciertos de Viveros 2017. El delito es homicidio imprudente.

Fuset que seguirá siendo concejal de Administración Electrónica, ya declaró en la causa por fragmentación de contratos anteriormente, pero ahora se ha ampliado la denuncia contra él. El juez ha rechazado el recurso del concejal de Compromís contra dicha ampliación y ha confirmado la citación para el próximo día 28 a las 10 horas.

La causa fue abierta hace más de un año a raíz de una denuncia de Luis Salom, asesor del grupo municipal popular en el Ayuntamiento de València. La denuncia apunta a una supuesta fragmentación irregular de contratos vinculados con eventos organizados desde la Concejalía de la que era titular hasta ahora Pere Fuset, que siempre ha rechazado cualquier acusación de ir contra la legalidad.

A todo ello se suma un tercer asunto: Fuset deberá dar explicaciones en relación con posibles irregularidades cometidas en la adjudicación, a las empresas que construyeron las gradas en Viveros 2017, de la explotación de la distribución de bebidas para ese evento.

Se trata de conocer si en esa adjudicación se siguió el procedimiento adecuado y, si no se hizo, si los hechos podrían constituir un delito de prevaricación o simplemente una irregularidad administrativa. La clave del asunto es un acta de Inspección de Trabajo del Ayuntamiento que señala un posible acuerdo por el que se podría haber concedido a la empresa T-Tercios, a cambio de la construcción de las gradas de aquel evento festivo, la explotación temporal de un quiosco-bar de titularidad municipal en Viveros.