EFEValència

El Juzgado de Instrucción 3 de Gandia (Valencia) ha decretado el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza para un hombre de Oliva que había sido condenado por hacer caso omiso a las normas de confinamiento decretadas en el estado de alarma y que nuevamente había sido detenido por el mismo motivo.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, el hombre ha sido detenido en dos ocasiones por un delito de desobediencia grave.

Tras la primera detención fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción 2 de Gandia, que celebró un juicio rápido y dictó una sentencia, por conformidad, de cuatro meses de prisión por un delito de desobediencia grave.

Esta pena de prisión quedó suspendida con la condición de que el procesado no volviese a delinquir en dos años y que hiciese trabajos en beneficio de la comunidad.

Al comprobar estos antecedentes, la titular del Juzgado de Instrucción 3 ha acordado el ingreso del detenido en un centro penitenciario.