EFEValència

El juzgado de Instrucción nº 19 ha iniciado el procedimiento abreviado contra María Oliver, exconcejal de Podemos en el Ayuntamiento de Valencia y actual asesora de la vicepresidencia segunda del Consell, por presuntos delitos de prevaricación y malversación de fondos públicos en la tramitación del mapa escolar de la ciudad de València, lo que supone el paso previo para su procesamiento.

En la resolución judicial, a la que ha tenido acceso EFE, se procesa también a José Manuel Rodríguez Victoriano, profesor de la Universitat de València y director del proyecto, y se da un plazo de diez días a la fiscalía y las acusaciones particulares para que formulen escrito de acusación, solicitando la apertura de juicio oral o el sobreseimiento de la causa.

Entre las anomalías o irregularidades descritas como indiciarias en el auto, se cita que el convenio firmado por el Ayuntamiento con la Universitat de València, presupuestado en 106.351 euros, abarcaba aspectos que no eran habituales en el ámbito del mapa escolar, se utilizaron recursos distintos a los contemplados (becarios que realizaron una parte sustancial del trabajo de campo) y se subcontrató con una empresa cuando se tenía que haber realizado directamente por el personal de la universidad y que el contenido del convenio .

Se relata también que la memoria económica, que "adolecía de suficiente concreción", no se cumplió y, además, el personal universitario "no percibió los conceptos presupuestados, sino que las cuantía "se destinaron a otros gastos incurridos supuestamente en el marco de la actividad".

Igualmente, el auto indica que, como justificación del convenio, se apelaba a la existencia de un mandato del consejo escolar, pero "lo cierto es que no hubo tal, sino que el propio consejo asumía la realización del informe en su seno", aunque posteriormente el ayuntamiento reconoció que "carecía de medios" para realizarlo y se optó por externalizarlo pero sin convocatorias pública.

De las testificales realizadas durante la instrucción se deduce la pertenencia a un mismo partido (Podemos) del director del proyecto, de María Oliver y de una alto cargo de la concejalía, con "contactos directos" para la adjudicación del proyecto.

Este expediente del Ayuntamiento de València se tramitó inicialmente pese a las objeciones y reparos esgrimidos en un informe del Interventor, en el que se indicaba que la subvención propuesta superaba "el coste de la actividad subvencionada"; que la entidad que se propone como destinataria "no acredita reunir los requisitos exigibles para adquirir la condición de beneficiario", y que no inicialmente se ha aportado una memoria económica, aunque tras el periodo de subsanación de fallos, se aporta una por importe de 106.351 euros, divididos en cuatro anualidades..

Además, indica que no se ha acredito "las razones de interés público, social o humanitario que dificulte la convocatoria pública" y se opte por la adjudicación directa.

También se hace referencia a compras realizadas por el profesor universitario que no eran subvencionables como una cámara Panasonic, un ordenador portátil, una cámara fotográfico/video, una grabadora, una mesa de jutnas y una tablet, o de otros gastos no contemplados en el convenio como la asistencia a un congreso de sociología en Valdepeñas, cena homenaje a la primera promoción de sociólogos de la Complutense de Madrid y consumiciones en establecimientos de hostelería.