EFEValència

Una placa de pladur del techo de uno de los pasillos a la zona adyacente de las taquillas del Palau de la Música de València, que lleva dos años cerrado por desprendimientos en los techos de la Sala Iturbi y Rodrigo, se ha desprendido aunque los servicios de mantenimiento lo repararon sin ninguna incidencia.

Fuentes municipales han confirmado a Efe que la caída se produjo en una zona sin acceso de público debido "a un condensamiento en el circuito hidráulico de aquella zona" y que fue reparado en "menos de ocho horas".

Se trata de la tercera vez que se desprende una parte del techo del Palau, en esta ocasión sin incidencia, ya que las caídas anteriores en sus principales obligaron a su cierre hace ya más de dos años.

El auditorio valenciano está a la espera de que se acometa una reforma integral, cuya licitación de las obras fue aprobado hace unos días por el Ayuntamiento con un presupuesto de 12,6 millones de euros y un plazo de ejecución de 15 meses.

El reto de la remodelación es "respetar el espíritu integral" del edificio, además de adaptarse a la normativa vigente y reducir el consumo energético.

La intervención contempla la sustitución de todo el techo de la sala Rodrigo y de los laterales situados encima de las lonjas; obras de mantenimiento y mejora de las instalaciones como la impermeabilización completa del templete situado sobre la vuelta del vestíbulo; la instalación de una cortina acústica, el cambio de luminarias y proyectores a tecnología LED y el cambio del pararrayos por razones de seguridad.