EFEAlicante

La presunta estafa cometida por el dueño de una agencia de viajes de Alicante, ya detenido, por apropiarse del dinero entregado por clientes por la compra de billetes de avión por adelantado y que luego no emitía al cancelar las reservas se eleva de momento a más de 91.000 euros.

Fuentes próximas a la investigación han confirmado este miércoles a Efe que ya son 62 las personas que han presentado denuncia en la Comisaría Provincial de la Policía Nacional por este caso, aunque el número de afectados, al igual que el montante de la supuesta estafa, podría ser superior.

El dueño de esta agencia de viajes, de 39 años y origen boliviano, fue arrestado este lunes por la tarde en la capital alicantina por agentes del Grupo de Delincuencia Económica de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Alicante y, en principio, podría pasar mañana a disposición judicial, a la espera de que haya más denuncias.

El sospechoso cuenta con antecedentes policiales y ya fue detenido con anterioridad por una presunta estafa, han señalado las mismas fuentes.

La mayoría de los perjudicados son ciudadanos de nacionalidad española y origen colombiano, así como trabajadores inmigrantes latinoamericanos, que habían hecho un gran esfuerzo económico por reservar y adquirir un billete de avión para poder visitar a sus parientes en sus países donde nacieron o traerlos a España para estar con ellos unos días o semanas.

Los investigadores están recopilando todos los datos sobre este asunto y tratando de averiguar si hay más personas afectadas para ponerse en contacto con ellas y que interpongan las correspondientes denuncias, han explicado las citadas fuentes.

Otras fuentes conocedores del caso confirmaron ayer a Efe que se había formado un grupo de WhatsApp con más de setenta afectados, con la intención de coordinar las posibles acciones legales contra el denunciado.