EFEValència

Los medios aéreos desplazados al interior norte de Alicante, donde hay activos tres incendios forestales desde la tarde de este sábado, se han retirado ya al anochecer y en la zona permanecerán esta noche varias dotaciones terrestres para intentar controlar el avance de los respectivos frentes.

Según la Agencia Estatal de Meteorología, las condiciones climatológicas de la zona han mejorado respecto a esta tarde y la columna de humo de los incendios es visiblemente menor que hace unas horas debido, principalmente, al cambio de dirección del viento y a su menor intensidad.

La Comunitat Valenciana ha permanecido este sábado en alerta naranja por fuerte calor, ante la previsión -que finalmente se ha cumplido- de llegar a temperaturas máximas de entre 35 y 40 grados en gran parte del territorio, favorecido también por el viento de poniente que ha soplado entre las provincias de Valencia y Alicante.

Los tres incendios activos se encuentran situados en la Vall de la Gallinera -aunque se inició, al parecer, en Villalonga, aún en la provincia de Valencia-, en Castell de Castells y en Castell de Guadalest, de norte a sur en el interior norte de la provincia de Alicante, en la comarca de la Marina Alta.

ESegún el Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat, los dos primeros incendios han obligado a movilizar, al menos, a once medios aéreos (seis aviones y cinco helicópteros), así como unidades terrestres del Consorcio Provincial de Bomberos de Alicante y de Valencia -el primero es una zona limítrofe entre ambas provincias-, bomberos forestales, autobombas y coordinadores forestales.

Asimismo, se ha constituido, para el incendio de la Vall de la Gallinera, un puesto de mando avanzado (PMA) en la carretera CV-702, entre los municipios de Llacuna y l'Orxa, al cual ha acudido el director de la Agencia autonómica de Emergencias, José María Ángel.

Respecto al incendio en Castell de Castells, desde Emergencias de la Generalitat se ha establecido la Situación 1 del plan especial de protección ante incendios forestales, por posible afectación grave a bienes forestales y leve a otros de naturaleza no forestal, según la información que les ha transmitido un agente medioambiental en la zona.