EFEAlicante

La Policía Nacional ha imputado a dos responsables de un edificio de apartamentos en alquiler en Benidorm (Alicante) un delito de riesgo catastrófico al tener 95 bombonas de butano apiladas y en deficiente estado de conservación en la azotea del inmueble, situado en el centro de la ciudad.

Las bombonas estaban casi en su totalidad a pleno sol y sin ningún control de seguridad, según fuentes policiales, que han indicado que los agentes de la Comisaría de Benidorm actuaron tras recibir quejas ciudadanas.

Según estas quejas, desde las terrazas de otros edificios colindantes se observaba que cada día se almacenaban mas bombonas de gas sin ningún tipo de control ni seguridad El total bombonas que había en la azotea del edificio asciende a 95 unidades, de las cuales solo 15 se encontraban vacías, según las mismas fuentes.

El gas que contienen los recipientes debe de estar a una temperatura adecuada y en un lugar donde a las botellas no les incida directamente la luz solar, ya que si sobrepasa ciertos límites puede causar peligro de explosión debido a un calentamiento extremo.

Los agentes también dieron cuenta al Servicio Territorial de Industria de Alicante, que se encarga de la gestión y posible sanción administrativa del suceso además de tener un futuro control y seguimiento del inmueble.

Las diligencias policiales fueron remitidas al Juzgado de Instrucción de Guardia número dos de Benidorm y los implicados quedaron advertidos de la obligatoriedad de comparecer en sede judicial.