EFEValència

La Policía Nacional ha detenido en Alzira (Valencia) a dos hombres y una mujer, de entre 28 y 43 años, como supuestos autores de los delitos de homicidio imprudente y contra la salud pública, por organizar un envío de cocaína el año pasado, por el método de ingesta de cápsulas, en el que falleció la “mula”, un hombre de 47 años, en el hospital, tras también ser arrestado.

Según ha informado la Jefatura Superior de Policía de la Comunitat Valenciana en un comunicado, las investigaciones se iniciaron a finales del mes de mayo del año pasado, tras la detención de un hombre de 47 años, como presunto autor de un delito contra la salud pública.

Este hombre pretendía introducir cocaína procedente de la República Dominicana en el interior de su cuerpo.

La “mula”, como se conoce a las personas que ingieren cápsulas de estupefacientes para transportarlas, había tragado 97 cápsulas de cocaína de gran pureza con un peso aproximado de 1000 gramos.

El hombre falleció en el hospital, tras su detención, ya que su organismo absorbió el contenido de una de las cápsulas.

A raíz de estos hechos se comenzaron las gestiones y registros domiciliarios, tanto en la habitación de hotel donde se había alojado el fallecido, como en su domicilio, de modo que los agentes determinaron sin ningún género de dudas la responsabilidad de una pareja en la captación de esta persona, organización del viaje, compra de la sustancia estupefaciente en origen y la logística.

La pareja fue detenida el pasado mes de septiembre, pero se determinó que, si bien habían organizado el envío del fallecido desde el país sudamericano, no tenían la capacidad económica por sí solos para el pago de todos los gastos devengados de tal operación, por lo que los agentes continuaron las investigaciones orientadas a la localización de una cuarta persona (financiador).

Finalmente, se ha identificado al cuarto integrante de la operación, un hombre de 43 años que ha sido también detenido como presunto autor de los delitos de homicidio imprudente y contra la salud pública.

Los detenidos, sin antecedentes policiales, han pasado ya a disposición judicial.