EFEAlicante

Un ciudadano belga de 63 años acusado de asesinar a su pareja sentimental (también belga) en el domicilio que compartían de Calp (Alicante) ha negado los hechos ante el jurado popular que le enjuicia y, por el contrario, ha sostenido que eran "muy felices" e, incluso, que planeaban casarse en pocos meses.

Así lo ha asegurado el procesado ante los nueve miembros del jurado en la Audiencia Provincial de Alicante, en un caso en el que la fiscalía pide una pena de 24 años y una indemnización de 80.000 euros para la hija de la víctima, fruto de una relación anterior de la mujer.

El crimen se produjo en la madrugada del 22 de julio de 2019 entre las 00.30 y la 1 horas cuando, según la acusación que ejercen el ministerio público, la hija y la Generalitat, el acusado se abalanzó sobre su pareja y le clavó un cuchillo junto al corazón provocándole una muerte casi instantánea.

En una declaración brevemente interrumpida por los llantos del acusado, éste ha afirmado que no tenía motivo alguno para matar a su pareja y que no tiene ningún recuerdo de lo sucedido. Incluso, ha comentado que tenían previsto casarse coincidiendo con la fecha del cumpleaños de la víctima.

"Ella se fue a la cama porque estaba muy cansada, le di un beso y me quedé viendo la tele hasta que me quedé dormido", tras lo cual ha afirmado que horas después se despertó en el hospital.

Según la defensa, la pareja había pasado la tarde anterior en una fiesta en la que ambos habían consumido alcohol, lo que ha sido confirmado por los médico forenses que aseguran que la víctima presentaba síntomas de una intoxicación alcohólica pese a que tenía prohibida la bebida por motivos médicos por ingerir medicación antidepresiva.

El relato de los agentes policiales que intervinieron en el caso no coinciden con la versión del acusado ya que han mantenido que el hombre fue encontrado inconsciente tumbado parcialmente sobre la víctima con un cuchillo clavado en el estómago.

La Fiscalía considera al acusado autor de un delito de asesinato con la circunstancia agravante de parentesco, dada la relación sentimental que ambos mantenían, por lo que pide una condena de 24 años de prisión e inhabilitación absoluta.