EFEValència

Agentes de la Policía Nacional han esclarecido en la localidad valenciana de Gandia el caso de una mujer de 80 años que denunció haber sufrido un robo con violencia en el rellano de su edificio, cuando en realidad había simulado el robo tras extraviar 300 euros.

Según ha detallado la Policía en un comunicado, la supuesta víctima, de nacionalidad española, llamó al 112 denunció un robo violento y fue atendida por la policía y los servicios sanitarios.

Los agentes averiguaron posteriormente que la mujer había perdido el dinero en un supermercado y, al parecer, su intención era dar cuenta a su seguro para tratar de recuperarlo.

Las investigaciones se iniciaron cuando una octogenaria fue atendida por una patrulla policial en el edificio en el vive, en la localidad valenciana de Gandia, tras denunciar un robo.

La víctima contó que, al salir del ascensor, fue abordada por un hombre que, tras empujarla, le había registrado el bolso y sustraído 300 euros.

La mujer fue atendida en el lugar por los servicios sanitarios, aunque no presentaba lesiones físicas, y al día siguiente presentó una denuncia formal en la comisaria de la localidad.

Las pesquisas policiales determinaron, como ella misma finalmente reconoció, que no había sufrido tal robo y que había perdido "sin saber cómo" los 300 euros en un supermercado, dinero que pretendía recuperar dando cuenta a su seguro de hogar.