EFEMontevideo

La "garra charrúa", una de las expresiones más reconocidas para identificar a los uruguayos alrededor del mundo, representa "un sello y una impronta" que tienen los futbolistas de este país y que los distingue del resto.

Así lo expresaron hoy a Efe los expertos en la materia que participaron en la mesa redonda "El fútbol como generador de lenguaje", organizada por la Academia Nacional de Letras (ANL) de Uruguay en el Museo del Fútbol de Montevideo con el objetivo de celebrar el Día Internacional del Idioma y promover una reflexión plural sobre este deporte y el lenguaje.

Según explicó a Efe el historiador y académico uruguayo Gerardo Caetano, quien estuvo a cargo de la apertura y moderación del evento, la garra charrúa es algo "fantástico" que surgió en las décadas de 1920 y 1930 no en referencia a ganar a la fuerza, sino a hacerlo a la ofensiva, con buen juego, pero siempre sacando lo mejor de cada futbolista en los momentos más difíciles.

"En el origen era tener un factor anímico para sobreponerse a los momentos adversos", recordó.

La forma de hablar de los uruguayos, según el historiador, se diferencia del resto del mundo y esto queda demostrado en cada cita mundialista con declaraciones equilibradas y meditadas, lo que representa a la sociedad del país.

"La Academia tiene que ir a buscar la vida popular y en el Uruguay eso tiene que ver con el fútbol, este es un encuentro, no solo virtuoso, sino también muy natural. Si no lo hiciéramos habría que preguntar por qué no", subrayó.

En este sentido, el académico destacó al fútbol como "generador de mitos, de historias, de filosofía popular" y eso confluye en la creación de palabras y conceptos que se utilizan "permanentemente" en el habla cotidiana.

"Muchas veces quienes emplean esas palabras o esos conceptos han perdido de vista su origen", añadió Caetano y ejemplificó con expresiones como "tirar un centro a la olla", "los de afuera son de palo" o "tuya Héctor" que en Uruguay suelen utilizarse de forma cotidiana en diversos ámbitos que exceden al deporte.

"Creo que el fútbol como expresión popular, como parte de la vida de este tiempo y ya hace más de un siglo, ha construido idioma y sigue haciéndolo. Eso nos devuelve esta idea fantástica de que el idioma no se detiene", afirmó.

La iniciativa de la ANL, enmarcada en la cercanía del Mundial de Rusia, que tendrá inicio el próximo mes de junio y es "de los pocos" eventos internacionales en los que toda la sociedad uruguaya "está articulada en algo común".

"Que la Academia esté hoy aquí, tal vez sea la mejor conclusión que podamos sacar, que al idioma se lo construye recreándolo y no conservándolo", sentenció Caetano.

Por su parte, el subsecretario nacional del Deporte de Uruguay, Alfredo Etchandy, uno de los panelistas invitados a participar de la mesa redonda, aseguró a Efe que este evento demuestra "la popularidad que tiene el fútbol" en Uruguay y lo que significa para la sociedad.

"Todo eso se refleja en la cantidad de palabras que salen del fútbol y se meten en el lenguaje popular", afirmó Etchandy.

El fútbol en Uruguay forma una parte "muy importante" de la identidad de su población, que comenzó gracias a los primeros triunfos en la Copa América, los juegos olímpicos y los mundiales. Todo ello influyó en unificar a una sociedad, que en los primeros años del siglo XX se vio repleta de inmigrantes de diferentes partes del mundo, según explicó.

"La garra charrúa es un sello, una impronta que tienen los uruguayos. Tiene unos componentes más amplios y entonces entiendo que la garra es ese plus que dan los uruguayos cuando parece que están vencidos, que ya no pueden dar más y aparece una fuerza interior que lo lleva a seguir luchando, a seguir adelante y muchas veces conseguir la victoria", concluyó Etchandy.

En la mesa redonda que se celebró este viernes también participaron el presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), Wilmar Valdéz, el futbolista y poeta Agustín Lucas, la periodista Silvia Pérez y el escritor Hugo Burel.

Federico Anfitti