EFELa Paz

La plaza Mayor de San Francisco de la ciudad boliviana de La Paz se pintó hoy de rojo al acoger la cuarta edición de un festival con motivo del Año Nuevo chino, que comienza el próximo 5 de febrero, en el que hubo una exhibición de danzas y gastronomía de ambos países.

Cientos de personas acudieron al festejo, organizado por la Alcaldía de La Paz y la Embajada de China en Bolivia, para celebrar la llegada del Año Nuevo Lunar, que este año será el del cerdo.

Los asistentes pudieron deleitarse con la interpretación de danzas como La Moseñada, un baile autóctono boliviano, o las del dragón y el león, representativas de China.

Además hubo demostraciones de artes marciales, como el Kung Fu, que se practican en distintas academias paceñas.

El festival estuvo amenizado por una cantante boliviana y otra china que interpretaron juntas canciones tanto en español como en chino.

En el acto central, el embajador de China en Bolivia, Liang Yu, destacó que esta gestión es el año del cerdo en el calendario lunar, que simboliza "la honestidad, la franqueza y la moderación".

"Durante este festival en China todas las familias se reúnen para despedir el año pasado y recibir el nuevo año y esperar las bendiciones", expresó Yu en su discurso.

El diplomático destacó las buenas relaciones que tiene su país con Bolivia y recordó la más reciente visita del presidente boliviano, Evo Morales, a China el año pasado, en la que "ambos países se convirtieron en socios estratégicos".

Para Yu, "las relaciones chino-bolivianas lograron un salto histórico" y auguró que la "cooperación estratégica tradicional y fraternal" entre ambos países logrará este año un mayor desarrollo.

"Que el año chino del cerdo le traiga buena suerte al pueblo boliviano y a todos los chinos en Bolivia", finalizó.

A su turno, la concejala paceña Kathia Salazar deseó que este año se logre "una mayor hermandad" con ese país.

Entre los asistentes estuvo el excanciller de Bolivia Fernando Huanacuni, quien practica artes marciales y pidió que este año "traiga prosperidad para todos".

En estas fechas, cientos de millones de chinos regresan a sus lugares de origen para celebrar la llegada del Año Nuevo Lunar y reunirse con la familia.