EFELima

El francés Stéphane Peterhansel, el piloto más laureado de la historia del Dakar, visitó las ruinas de la ciudadela inca de Machu Picchu antes de ponerse manos al volante para correr por trigésimo primera edición del rally más duro del mundo, que comienza este lunes 7 de enero en Perú.

Peterhansel, trece veces campeón del Dakar, recorrió Machu Picchu acompañado por su esposa, la alemana Andrea Peterhansel; por el jefe del equipo X-Raid, Sven Quandt, en cuya estructura correrá el piloto galo a bordo de un Mini; y la esposa de este, Annett Fischer.

La mujer del apodado 'Señor Dakar' y Fischer también correrán el rally y lo harán juntas en un Vehículo Utilitario Todoterreno (UTV), un coche ligero que facilita el tránsito por las dunas, donde se desarrollará casi íntegramente esta edición de la carrera.

Fischer acude por primera vez al rally, mientras que para Andrea Peterhansel será su undécima participación, tras haberlo corrido antes seis veces en motos, tres en coches y una en camiones, lo que aprovechará para perfeccionar sus dotes de copiloto para después cumplir su sueño de lanzarse a hacer el Dakar con su marido.

El Dakar 2019 es la primera edición del rally que se celebra en un solo país, con diez etapas en Perú del 7 al 17 de enero en las que más de medio millar de participantes recorrerán unos 5.000 kilómetros con punto de salida y llegada en la capital Lima.