EFEAsunción

La gobernabilidad de Ciudad del Este, segunda urbe de Paraguay, continúa en el aire tras la renuncia de la intendenta, que hoy intentó revertir su decisión, a la vez que se instala en el consistorio el equipo de intervención municipal designado por el Ejecutivo nacional.

El ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor, habilitó hoy de forma oficial en el cargo de interventora de la localidad a la exjueza Carolina Llanes, quien tendrá 60 días para elaborar un informe sobre la situación del municipio, según informó el ministerio en un comunicado.

Asimismo, encargó al jefe de la policía local la seguridad de la interventora ante la situación "caldeada" que vive la ciudad tras la investigación abierta por la Fiscalía a la intendenta Sandra McLeod por presunto enriquecimiento ilícito.

Los representantes legales de McLeod, del gobernante Partido Colorado, acudieron hoy al consistorio con objeto de retirar la renuncia al cargo de la misma, pero un concejal del partido opositor izquierdista Partido Popular Tekojoja (PPT) impidió que entregaran el documento.

El concejal amenazó al funcionario que debía recibir el escrito con denunciarle si daba entrada oficial al documento mediante el que McLeod retiraba su renuncia a seguir al frente de la municipalidad, e instó a la notaria y al jefe de Gabinete de la alcaldesa a que se retiraran del lugar acusándolos de "sinvergüenzas" y "corruptos".

El edil del PPT, Herminio Corvalán, explicó tras el incidente a los medios locales que corresponde al pleno municipal decidir si acepta o rechaza la renuncia que McLeod presentó el pasado 26 de noviembre.

Fue un día antes de que la Cámara de Diputados abordara el pedido de intervención de la gestión municipal que resultó aprobado.

Dicha renuncia debió tratarse el pasado viernes en la Junta Municipal pero la sesión fue suspendida al no darse el quórum necesario por la no asistencia de la mitad de los ediles, que pretenden que McLeod sea "destituida" en lugar de que renuncie.

Según informó el municipio horas antes, la intendenta pretendía, tras retirar su renuncia, designar "un equipo de profesionales" para que acompañe en su trabajo a la interventora de la ciudad.

McLeod, investigada por enriquecimiento ilícito, lavado de dinero y asociación criminal, ya advirtió la semana pasada que retiraría su renuncia si no se convocaban elecciones municipales anticipadas.

Comicios que convocó el Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE) tras recibir la renuncia de la intendenta, pero se echó atrás dos días después alegando que la renuncia debía ser aceptada por la Junta local.

Esa convocatoria electoral propició que este martes un grupo de diputados presentase, en sede parlamentaria, una acusación contra los tres altos magistrados del Tribunal por "mal desempeño" de funciones y "prevaricato", que de aprobarse, someterá a dichos jueces a un juicio político.