EFEBuenos Aires

La relación entre España y Argentina ha cambiado "radicalmente" tras la llegada de Mauricio Macri a la Presidencia y ha pasado de ser un foco de "problemas" a basarse en el trabajo conjunto, dijo hoy en Buenos Aires el titular del Senado español, Pío García-Escudero, tras reunirse con el mandatario.

"El presidente ha dicho que el trato y relación de Argentina con España ha cambiado radicalmente. Ha cambiado de una manera impresionante", remarcó el presidente del Senado en declaraciones a la prensa en la Casa Rosada, sede del Gobierno argentino en Buenos Aires.

Este encuentro se da casi dos años después de que Macri asumiera la jefatura de Estado argentina tras los Gobiernos peronistas de Néstor Kirchner (2003-2007) y su esposa, Cristina Fernández (2007-2015), durante los cuales se produjo un deterioro de las relaciones bilaterales producido, en gran medida, por la expropiación a Repsol de la petrolera argentina YPF, en 2012.

"El Gobierno anterior solamente tenía problemas para con España y el actual lo único que quiere es colaborar, trabajar conjuntamente y mejorar y buscar incluso el ejemplo en muchos campos de España", remarcó García Escudero, quien calificó su reunión con Macri como "muy cordial".

El titular del Senado dijo haber transmitido al mandatario su "felicitación" por el buen resultado electoral que tuvo el oficialismo en las elecciones legislativas del 22 de octubre y "por el cambio económico que se está produciendo en Argentina".

Hizo además especial hincapié en que también profundizaron en los acuerdos bilaterales firmados durante la visita de Estado que Macri realizó en febrero pasado a España.

Entre esos convenios, destacó el que busca ampliar la colaboración entre los parlamentos de ambos países.

En concreto, se prevé crear un foro parlamentario igual que el que España ya tiene con Marruecos y México, y que básicamente consiste, según añadió el titular del Senado, en tener reuniones con periodicidad anual y trabajar sobre unos puntos de trabajo.

En el encuentro hispano argentino también se habló de fomentar la colaboración en programas de modernización que quiere aplicar Macri en materia de infraestructuras, y la importancia que para ello puedan tener las empresas españolas, así como en otros campos como el turismo.

"Ha hecho mucho énfasis es en ver cómo se puede llegar a pequeñas y medianas empresas españolas para traerlas aquí e incluso a establecerse, no solamente invertir", reconoció García-Escudero.

"Y trabajar muy en la mano con las grandes empresas españolas, sobre todo con las grandes constructoras, que son punteras en el mundo a la hora de realizar infraestructuras o gestionar aeropuertos", recalcó.

En este sentido, hizo referencia a un "contrato importantísimo" que va a haber próximamente para la compra en Argentina de vagones de ferrocarril, donde la española Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) "va a tener mucho que decir", ya que participará dentro de un consorcio con Francia y Alemania "para hacer fuerza" frente a las ofertas que puedan realizar inversores chinos.

Según el presidente del Senado, a Macri le atrae especialmente la "capacidad" de la juventud española "a la hora de ver por dónde va a ir el futuro y las nuevas tecnologías".

"Le gustaría que aquí la juventud siguiera ese ejemplo de adelanto en la investigación en las nuevas tecnologías", concluyó.

El jefe de la Cámara Alta inició hoy una visita de carácter oficial a Argentina en la que, entre otras actividades, mantendrá encuentros con diversas autoridades políticas.

Su viaje obedece a una invitación del presidente provisional del Senado argentino, Federico Pinedo, con quien se reunirá el próximo martes, al igual que con el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó.

Para el miércoles está previsto un desayuno con empresarios españoles residentes en Argentina, así como una ofrenda ante el monumento a los desaparecidos españoles durante la última dictadura.

En la última jornada de trabajo, dictará una conferencia sobre "El sistema territorial en España" en el Consejo Argentino de Relaciones Internacionales (CARI) y un encuentro con residentes españoles en el Club Español de Buenos Aires.