EFELa Paz

El presidente de Bolivia, Evo Morales, defendió hoy la legitimidad de los principales jueces del país, elegidos en unas elecciones que su Gobierno califica de únicas en el mundo, frente a quienes la cuestionan al haber salido de unos comicios con más votos nulos que válidos.

El mandatario presidió en Sucre, capital del país, la toma de posesión de magistrados salidos de la votación de hace justo un mes, la segunda en la historia del país para elegir a los titulares de los principales órganos judiciales.

"Tienen mucha legitimidad", subrayó el jefe de Gobierno en el acto solemne en el Tribunal Supremo de Justicia de Bolivia.

Morales expresó su orgullo por el sistema de elección de jueces "único en el mundo", puesto en marcha en una primera votación por sufragio universal en 2011.

Al respecto, recordó que los magistrados antes eran designados por el Parlamento mediante un "cuoteo" o reparto en función de las coaliciones que sustentaban los gobiernos del país.

Por ello, se preguntó "qué moral tienen para cuestionar" el sistema actual sus detractores.

La derecha opositora promovió en los comicios electorales del pasado 3 de diciembre el voto nulo y en blanco, en rechazo a un sistema que consideran viciado ya que los candidatos a jueces son propuestos por un Parlamento donde tiene mayoría el Movimiento al Socialismo (MAS) que sustenta el Gobierno de Morales.

El voto nulo fue el mayoritario en la votación, con porcentajes del 51 % para algunos órganos judiciales frente a poco más del 30 % de sufragios válidos.

El presidente del país dijo que todas elecciones "siempre tienen costos" y criticó que la oposición cuestione la legitimidad de los elegidos cuando están respaldados por mayores porcentajes que con los que la derecha gobernó el país "con el 22 %" de votos.

Evo Morales aseguró que "cada elección que viene va a ir mejorando", ya que "las normas hay que adecuarlas a las necesidades".

"Tampoco son intocables", por lo que "si hay que modificar, estamos aquí para colaborar", concluyó en su discurso en el acto que marca el inicio del año judicial en Bolivia.

Morales hizo estas declaraciones tras la intervención de un magistrado del Supremo, Esteban Miranda, que se refirió a las "dificultades" del sistema de elección por factores como "el poco conocimiento de la población del perfil de los candidatos" y la "desconfianza de una sociedad respecto al sistema de Justicia".

El encargo de los votantes, añadió Miranda, es "revertir la poca legitimidad con la que hoy estamos asumiendo nuestras funciones" por el contexto en que se desarrollaron los comicios, porque "de todas maneras nosotros nos sentimos que tenemos la plena representación de la sociedad".

Los magistrados electos corresponden a los tribunales Supremo, Constitucional y Agroambiental y al Consejo de la Magistratura de Bolivia.