EFEAGROPekín

Chile celebra su III Semana Gastronómica en Pekín, en la que otorgará un fuerte protagonismo a la fruta y la carne porcina, entre otros productos, de las que China importa millones de dólares al año.

"Chile tiene una relación muy especial con China y uno de los aspectos en que esa relación ha adquirido ímpetu ha sido en las exportaciones alimentarias", aseguró en declaraciones a Efe el embajador de Chile en el país asiático, Jorge Heine.

El diplomático señaló que en 2016 Chile exportó fruta a China por valor de 1.200 millones de dólares (unos 1.000 millones de euros), en particular cerezas chilenas, que representaron alrededor del 80% de las exportaciones de fruta del país latinoamericano a la nación asiática.

Asimismo, Heine destacó que "el año pasado las exportaciones de carne de cerdo sufrieron un gran auge y alcanzaron los 130 millones de dólares (unos 109 millones de euros)".

La tercera edición de esta Semana Gastronómica contará con los cocineros chilenos Richard Knobloch y Jenny Aguilar para elaborar y servir un menú en uno de los hoteles más conocidos de la capital china hasta el próximo domingo.

También se encargarán de los fogones en la celebración del Día Nacional de Chile el próximo viernes en la embajada, que igual que en la noche de hoy dará un especial protagonismo a los "chanchitos" chilenos, según dijo Heine.

Knobloch explicó a Efe cómo se había basado en los "sabores de la geografía chilena" (el mar y la montaña) para escoger los diferentes platos de ese menú: mariscos y pescados del sur del país, como el pulpo, la lubina o los moluscos; carnes, como el cordero magallánico, o frutas endémicas de la tierra, como la papaya, la frutilla -también conocida como fresa- o la pera.

Precisamente la pera es una de las frutas que Chile quiere introducir en el mercado chino próximamente.

"Estamos solicitando el protocolo de exportación correspondiente a las peras para continuar después con los cítricos", explicó Heine, quien también subrayó que Chile es el tercer exportador de vino de China, "con cerca de 200 millones de dólares (alrededor de 167 millones de euros) exportados en 2016".

Pero no sólo de fruta, vino y cerdo viven las exportaciones alimentarias chilenas a China, pues sus pescados y mariscos también están cobrando cada vez un mayor protagonismo, según Heine.

Hace dos semanas el país latinoamericano también celebró en Pekín la III Semana de Chile en China con el objetivo de alcanzar un nuevo nivel en la relación económica entre ambas naciones, en especial en lo que a inversiones y cooperación tecnológica se refiere. EFEAGRO