EFEMadrid

Las empresas españolas CAF y Talgo analizan su posible participación en uno de los proyectos ferroviarios más relevantes de Argentina, la renovación del sistema metropolitano de Buenos Aires, con una inversión superior a los 1.700 millones de euros (2.000 millones de dólares).

Este plan, que es parte del programa de infraestructuras del presidente Mauricio Macri, está previsto que comience en la segunda mitad de 2020, finalice en 2023 y se desarrolle bajo el régimen de Participación Público-Privada (PPP).

Además de las españolas, muchas de las cuales -como Talgo- aún no ha decidido formalmente si concurrirán a la licitación, figuran otras compañías como Bombardier, Alstom, Hyundai o Mitsubishi, según informan fuentes del sector.

El proyecto formará parte de la Red de Expresos Regionales (RER) y contempla el suministro y el mantenimiento durante 10 años de 169 trenes, que permitirán doblar hasta 1.500 el número actual de coches en servicio.

La nueva red ferroviaria permitirá interconectar 6 líneas de trenes metropolitanos de Buenos Aires que actualmente no se vinculan entre sí, y evitará transbordos para quienes tienen como destino el área central de la ciudad o deseen viajar entre los distintos municipios de la región metropolitana de Buenos Aires.

Para ello, las líneas de trenes que hoy tienen cabecera en Retiro, Once y Constitución se extenderán a través de la construcción de 20 kilómetros nuevos de red y se vincularán entre sí con 8 nuevas estaciones subterráneas.

Está previsto que este proyecto beneficie a más de 10 millones de personas.

Argentina está inmersa en un ambicioso proceso para modernizar sus infraestructuras tras años de parálisis. Entre las actuaciones más demandadas destaca el impulso de las infraestructuras, del ferrocarril y de proyectos de transmisión de energía.