EFEBuenos Aires

Los grupos Insud y Benicio invertirán 60 millones de dólares en la construcción de una planta generadora de electricidad a partir de biomasa, de 40 megavatios de potencia, en la provincia argentina de Corrientes, cuya construcción se inició hoy.

Ubicada en la localidad de Gobernador Virasoro, la nueva planta será levantada y explotada por la sociedad "Fuentes Renovables de Energía S.A." (Fresa), formada al 50 por ciento por las argentinas Insud y Benicio, y su producción energética se canalizará a través del Sistema Interconectado Nacional, informaron hoy a Efe fuentes de Insud.

La nueva planta, ubicada en una zona de 214.000 hectáreas de bosques implantados, permitirá diversificar la matriz energética, contribuirá al desarrollo industrial de la zona y generará nuevos puestos de trabajo con mano de obra calificada.

Fresa generará electricidad a partir de chips, aserrín y cortezas de pino y eucalipto y biomasa proveniente de madera seca, materiales forestales que actualmente no tienen un uso industrial.

El presidente de Insud, Hugo Sigman, expresó, en la inauguración de las obras, su satisfacción por la contribución de esta central al objetivo de hacer de Virasoro un polo industrial, puesto que, a su juicio, generará no solo electricidad sino capacidad productiva, intercambio comercial y empleo calificado.

El presidente de Benicio, José Cartellone, recalcó que la nueva central térmica será "más que sustentable" porque además de mantener el equilibrio ambiental mejorará la vida de las personas.

Al acto asistió también el gobernador de Corrientes, Horacio Ricardo Colombi, quien señaló que el acompañamiento del Estado a este tipo de proyectos es muy importante porque tiene su efecto multiplicador para crear trabajo y fomentar el desarrollo económico.