EFEBuenos Aires

Más de medio millar de personas se manifestó hoy en Buenos Aires contra el despido de 354 trabajadores de la agencia de noticias estatal Télam, el 40,35 por ciento de su plantilla.

Los manifestantes se concentraron primeramente en el Obelisco y después marcharon pacíficamente, por la calle Corrientes, hasta las inmediaciones del edificio del Centro Cultural Kirchner, sede del Sistema Estatal de Medios y Contenidos Públicos, del que depende Télam.

Los participantes en este acto de protesta, muchos de los cuales llevaban cintas en la cabeza y pañuelos negros, en señal de duelo por los despidos, portaban en la cabecera de la manifestación dos grandes pancartas, una blanca con el lema "No a los despidos en Télam" y otra azul, con la leyenda "No silencien a la prensa #Somos Télam".

Al termino de la marcha, junto a la sala de espectáculos Luna Park, se celebró un acto reivindicativo en el que su presentador denunció la "brutal persecución política y feroz cacería humana contra todos los empleados" de la agencia.

Télam no ofrece servicio alguno desde el pasado 26 de junio, cuando el directorio de la empresa pública decidió prescindir de 354 de los 878 empleados con los que contaba la principal agencia de noticias argentina.

La medida fue contestada por los sindicatos con una huelga indefinida que aún continúa y la toma pacífica de las dos sedes de la empresa por parte de los trabajadores.

En el acto de protesta de hoy los representantes sindicales manifestaron su intención de no terminar con el paro hasta la readmisión de los despidos y denunciaron la negativa de la empresa a negociar.

"Estamos peleando para que vuelva cada uno de nuestros compañeros a sus puestos de trabajo", declaró a Efe Mariano Suárez, delegado en Télam del Sindicato de Prensa de Buenos Aires.

El ministro del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, anunció el martes que comparecerá "en los próximos días" en el Congreso nacional para informar de la situación en Télam.

las autoridades de Télam justificaron la reestructuración por la mala herencia recibida del Gobierno anterior, presidido por Cristina Fernández (2007-2015), según un comunicado que difundió la agencia antes de quedar bloqueada.

"Como tantos organismos y empresas del Estado, la Agencia Télam que heredamos también fue víctima de la irresponsabilidad y del desmanejo del gobierno anterior, que utilizó 'lo público' para fines político-partidarios", decía el comunicado del directorio.

"En 2003, la Agencia contaba con 479 empleados; en 2015, antes de que asumiera el nuevo gobierno de Macri, Télam había duplicado su plantilla y alcanzó los 926 empleados. Seis de cada diez ingresos fueron contratados para tareas periodísticas. Sin embargo, la mayoría de las incorporaciones no contaban con formación ni experiencia en el área", añadió el documento.

Los sindicatos y los representantes de los trabajadores denunciaron el "ataque" del gobierno argentino contra los trabajadores de la Agencia y aseguraron que la medida se suma a los despidos de dos periodistas a finales de mayo y el inicio de acciones contra empleadas de Télam por haberse manifestado el 8 de marzo pasado en el marco de la masiva movilización del día internacional de las mujeres. EFE

jcam/pddp/cav