EFESantiago de Chile

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), agradeció hoy el "sólido" respaldo de la defensora chilena de Derechos de la Niñez, Patricia Muñoz García, a la plena igualdad de derechos de los niños LGBTI y de las familias homoparentales en Chile, así como a las leyes que aporten en tal sentido.

La reunión del colectivo con la autoridad gubernamental se dio en momentos en que los parlamentarios del oficialista partido de Renovación Nacional Francesca Muñoz, Eduardo Durán y Leonidas Romero están anunciando una impugnación ante el Tribunal Constitucional (TC), contra la Ley de Identidad de Género, medida también apoyada por el democristiano Jorge Sabag.

"Tuvimos una cita muy cálida y amable con la defensora y su equipo. Ella comprometió que en caso de que se impugne a la Ley de Identidad de Género ante el TC, la institución que dirige presentará una "amicus curiae" a favor de la norma, lo cual nos alegra mucho", dijo a los periodistas el dirigente de derechos humanos del Movilh, Rolando Jiménez.

Jiménez añadió que la alta funcionaria también expresó su respaldo a la adopción homoparental, toda vez que ello afianza el interés superior del niño.

"Del mismo modo, coincidió con nosotros en que el artículo 365 del Código Penal es discriminatorio, situación que ya ha advertido el Comité de Derechos del Niño de la ONU. En ese sentido, la Defensoría de la Niñez apoyará las gestiones que se cursen para derogar o reformar esa norma", apostilló.

El pasado 12 de septiembre, la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de Ley de Identidad de Género que permite el cambio de nombre y sexo para mayores de 18 años y de menores entre 14 y 18 con autorización de los padres o tutores legales.

El articulado, que ya había sido aprobado en el Senado a principios de septiembre, fue aprobado con 95 votos a favor y 46 en contra al final de un agitado debate en el Congreso.

Posteriormente se sometió a votación la indicación del cambio de sexo para menores de hasta 14 años, que recibió 73 votos a favor y 66 en contra, pero que igual fue rechazada por no obtener el apoyo mínimo de 87 sufragios.

El proyecto define la identidad de género como la convicción personal e interna de ser hombre o mujer, tal como la persona se percibe a sí misma, la cual puede corresponder o no con el sexo y nombre verificados en el acta de inscripción del nacimiento, lo que podrá o no involucrar la modificación de la apariencia o de la función corporal a través de tratamientos médicos, quirúrgicos u otros análogos, siempre que sean libremente escogidos.