EFEBuenos Aires

Las asambleas convocadas por varias agrupaciones sindicales de pilotos este jueves provocaron retrasos y cancelaciones en más de treinta vuelos en los aeropuertos de Buenos Aires, según fuentes de la Unión de Aviadores de Líneas Aéreas (UALA).

Alrededor de las 8.00 hora local (11.00 GMT) se levantaron las asambleas convocadas por la UALA y la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), y los pilotos retomaron su actividad habitual, aunque, al menos 30 vuelos tuvieron que ser reprogramados o suspendidos.

Las asambleas se produjeron tras la decisión del Gobierno de derogar una controvertida resolución que "simplificaba" los trámites para que pilotos aéreos extranjeros se establezcan en el país y que había llevado a los sindicatos del sector a convocar una huelga de dos días desde este jueves, que finalmente ha sido cancelada.

Una vez conocida la decisión del Gobierno las asociaciones de pilotos aseguraron que la situación "está solucionada por el momento" y descartaron convocar nuevas protestas o paros, informaron a Efe fuentes de la UALA.

En el Aeroparque Jorge Newbery varios pasajeros mostraron su enfado debido a los cambios sufridos en los horarios, y algunos, como Marcelo Marquetti, se mostraron especialmente críticos con la compañía Aerolíneas Argentinas, que operaba gran parte de los vuelos cancelados.

"Esta compañía que es Aerolíneas Argentinas viene funcionando mal siempre. Ya me gustaría que quiebre de una vez por todas y abran otra de cero que pueda ser en serio una compañía", manifestó mientras esperaba por su vuelo a san Martín de los Andes, en la sureña provincia de Mendoza.

La misma frustración compartía Gabriela Alexandre, quien además de la espera vio como su equipaje se extraviaba.

"Se canceló, nos tuvieron 3 horas diciendo que estaba demorado y se canceló, ahora estamos reprogramando con tanta mala suerte que a parte perdieron la valija (maleta), no salí del país y ya perdieron la valija, todo mal", comentó a Efe.

Otra gente, como Nélida Galisioski, se tomaba con más filosofía las largas horas de espera, entre las que tuvo que cambiar de aeropuerto por motivo de una reprogramación, ya que considera justa la reivindicación de los pilotos.

"Me parece justa, no pueden venir pilotos de otros países a manejar la empresa, yo entiendo la protesta", confesó.

Los aeropuertos de la capital argentina regresaron a su actividad habitual una vez los pilotos abandonaron las asambleas y se prevé que la mayoría de los 96.000 pasajeros que tenían programados vuelos entre el jueves y el viernes, días en los que estaba anunciado el paro, podrán subirse a los aviones.