EFEUshuaia (Argentina)

Las ochenta líderes científicas que recorrieron la Antártida regresaron hoy a la localidad argentina de Ushuaia, donde reafirmaron su respaldo al liderazgo femenino con una caminata en el puerto, manifestación que coincidió con la tercera Marcha de las Mujeres en Estados Unidos.

Las integrantes del programa australiano Homeward Bound, apoyado por la firma española Acciona y que se enfoca en promover el rol de las mujeres en la toma de decisiones en asuntos globales, desembarcaron hoy en el puerto de Ushuaia tras una travesía de 20 días por el continente blanco.

Una vez en tierra, las líderes, en su mayoría con formación en ciencias, tecnología, ingeniería, matemáticas y medicina, recorrieron el puerto, uniéndose así a la manifestación global por los derechos de las mujeres.

En Estados Unidos, las "Marchas de las Mujeres", que surgieron hace dos años, volverán a tomar hoy las calles para reclamar la igualdad y el fin de la discriminación y de la intolerancia.

Con la protesta de Washington como punta de lanza, que fue replicada en urbes dentro y fuera de EE.UU., las "Marchas de las Mujeres" de 2017 fueron la primera y contundente llamada de atención al presidente Donald Trump tan solo un día después de que pisara el Despacho Oval.

La expedición Homeward Bound, fundada por Fabian Dattner, partió el 31 de diciembre desde Ushuaia, considerada la ciudad más austral del planeta, para visitar más de una decena de puntos en la Antártida.

El recorrido se extendió hasta hoy y contó con la participación de la costarricense Christiana Figueres, destacada líder de la lucha contra el cambio climático y el empoderamiento femenino.

Homeward Bound, apoyada por la empresa española de infraestructura y energía renovable Acciona, es una iniciativa global para mujeres del campo de STEMM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Matemáticas y Medicina) con miras a aumentar su visibilidad como líderes en el mundo. EFE