EFEMontevideo

El director general del español Centro de Humanización de la Salud de San Camilo, José Carlos Bermejo, expuso hoy la importancia de humanizar la vida de las personas mayores en una conferencia en la capital uruguaya.

"La deshumanización radica en la no consideración suficiente de la dignidad de todas las personas por encima de la edad", explicó a Efe el experto español, que también se desplazó a Uruguay para impartir un seminario taller sobre cómo humanizar el alzhéimer.

En ese sentido, Bermejo recalcó que algunas de las causas de la falta de empatía en el sistema de cuidado se deben a la escasez de recursos, la hiperespecialización o el desgaste profesional de los cuidadores, entre otros motivos.

"No es lo mismo ser humano que vivir y comportarse humanamente, se trata de trabajar por llevar las potencialidades humanas a lo más noble de sí mismo, al desarrollo máximo de nuestras capacidades de solidaridad y de acompañamiento recíproco", añadió.

Durante la conferencia, Bermejo anotó que algunos ámbitos que ayudan a la humanización de pacientes mayores son: la formación de los profesionales, crear una estructura más acogedora en los hospitales y centros de mayores o formar comités de ética asistencial.

La fundación Astur fue la que invitó al también profesor de universidad al país austral.

Su presidente, Enrique Iglesias, declaró a Efe que "es importante trabajar no solo en los sistemas de cuidado, sino en extender a la cultura nacional pruebas del respeto al mayor y la defensa de su dignidad".

El economista también destacó que el hecho de que la gente ahora viva más hace que se empiece a reflexionar sobre "la calidad de esa extensión y no solo sobre la sobrevivencia útil".

Punto en el que coincide el ministro de Trabajo y Seguridad Social de Uruguay, Ernesto Murro, quien señaló a la prensa que Uruguay tiene que "seguir valorando" ser uno de los países "con mayor envejecimiento de América Latina".

"Eso es por la historia de nuestro país y porque en los últimos años hemos mejorado la calidad de vida de la gente", explicó el político.

Murro también sostuvo que unas de las claves es no caer en el edadismo, una concepción que mide las políticas sociales o la inversión en el gasto en políticas sociales según las edades de las personas.

"Yo creo que hay que verla teniendo en cuenta las condiciones de vida de la gente y las circunstancias", concluyó.