EFELima

La Federación de la Nacionalidad Achuar del Perú (Fenap) reiteró hoy su oposición a la exploración petrolífera que la compañía GeoPark, con base en Chile, pretende iniciar próximamente en el Lote 64, ubicado en la Amazonía, parcialmente sobre los territorios donde viven estos indígenas.

En un comunicado de la ONG estadounidense Amazon Watch, la Fenap enfatizó su demanda de anular la concesión de exploración sobre el yacimiento, ubicado en la frontera con Ecuador, por haberse creado en 1995 sin consulta ni consentimiento de las comunidades nativas de etnia achuar.

La federación indígena advirtieron también que la compañía no ha incluido ni contemplado la oposición de los nativos al proyecto petrolero en su "Actualización Operativa para el Segundo Trimestre de 2018".

En ese documento, GeoPark anunció que había finalizado el estudio de impacto ambiental (EIA) para iniciar operaciones en el campo Situche Central, del bloque Morona (Lote 64), y afirmó que entregó el EIA al Servicio Nacional de Certificación Ambiental (SENACE) el 2 de julio.

Los nativos también lamentaron que la empresa no contemple en ese plan el historial de "fracasos" que tuvieron las anteriores empresas que intentaron operar en el yacimiento petrolífero, entre ellas la canadiense Talisman Energy, la estadounidense Oxy y la venezolana Arco.

Indicaron que GeoPark intenta dividir a los achuar como Talisman Energy, a quien denunciaron por un presunto intento de genocidio cuando en 2009 ingresó a la zona del yacimiento en helicópteros con otros achuar armados, lo que propició un enconado conflicto entre las familias de indígenas.

"A nombre de Fenap, rechazo rotundamente la entrada de la empresa GeoPark dentro de nuestro territorio", afirmó el presidente de la federación de nativos, Jeremías Petsein.

El líder indígena aseguró que los achuar ya han visto las consecuencias negativas que surgen en su territorio cuando las petroleras ingresan a sus territorios.

La Fenap recordó también el precedente ocurrido el año pasado cuando un juez anuló los contratos de concesión sobre el Lote 116 firmados por el Ministerio de Energía y Minas con la petrolera francesa Manuel et Prom y la canadiense Pacific por no haber hecho una consulta previa con los indígenas de las etnias awajún y wampis.

Por su parte, el director de Incidencia para Amazon Watch, Andrew Miller, advirtió que "GeoPark está engañando a sus accionistas e inversionistas sobre la situación conflictiva a la que se enfrenta en el Lote 64 en Perú".

"Sus inversionistas deben anticipar que la actividad de GeoPark en el territorio achuar será una desventaja, llena de riesgos legales, financieros, y de reputación. Petroleras más grandes y sofisticadas no avanzaron allá. ¿Por qué piensa GeoPark que tendrá éxito?", indicó Miller.

GeoPark adquirió la concesión del Lote 64 en octubre de 2014 y recibió aprobación del Gobierno peruano para proceder con actividades exploratorias en diciembre de 2016.

En ese momento, el plan de la empresa era iniciar en el segundo semestre del 2019 la fase de producción temprana, con 6.000 barriles de petróleo diarios, hasta llegar progresivamente en los siete años siguientes hasta los 55.000 barriles por día, lo que permitiría reducir a la mitad la importación de crudo del país.