EFEBuenos Aires

El Gobierno argentino presentó hoy un nuevo sistema de validación de la identidad a través de reconocimiento facial, que busca agilizar trámites al permitir que sean realizados a distancia.

En la presentación, que contó con los ministros de Interior, Rogelio Frigerio, y de Modernización, Andrés Ibarra, los funcionarios explicaron que los ciudadanos podrán sacarse una foto del rostro o del documento nacional de identidad (DNI), y esta será comparada con la base de datos del Registro Nacional de las Personas (Renaper) para su validación.

La nueva plataforma del Sistema de Identidad Digital (SID) ya está disponible y podrá comenzar a ser utilizada "en los próximos días", cuando las instituciones alcancen convenios con las compañías proveedoras del servicio, especialmente pensado, por el momento, para la identificación de clientes de bancos.

Esta primera etapa del sistema consiste en la identificación "1 a 1", que enfrenta la foto que aporta el usuario con la de la persona que dice ser en el registro, aunque los planes del Ejecutivo son la actualización al sistema "1 a n", que compara la foto con la totalidad de la base buscando coincidencias, y la portabilidad de los datos biométricos en teléfonos móvil o chips.

Otra de las intenciones del Gobierno es crear en el futuro, con el soporte del SID, una ventanilla única digital en la que poder consultar múltiples datos tras la acreditación del ciudadano.

Para el ministro de Interior, esta novedad tiene un componente de "equidad y federalismo", porque la realización de trámites a distancia hará que habitantes de zonas rurales y del interior del país tengan las mismas posibilidades que los que viven en grandes ciudades.

Frigerio declaró que la plataforma "tiene un claro objetivo vinculado en gran medida con el sistema financiero", pero opinó que será de gran utilidad en el futuro para otros sectores como el de los jubilados, que podrán dar fe de vida desde su domicilio o agilizar el cobro de su pensión.

Al respecto, los responsables del SID aseguraron que estudian la implantación del reconocimiento mediante voz, de cara a facilitar el reconocimiento de personas de la tercera edad.

El ministro de Modernización dijo que esta novedad es parte del "camino de transformación del Estado" mediante la tecnología, con el objetivo de crear una administración que "funcione bien y ahorre tiempo y costos al ciudadano", y para el que se han fijado en otras naciones como Estonia, Corea del Sur y Singapur.

En palabras de Frigerio, esta iniciativa ayuda a "recuperar el valor de lo que el Estado puede hacer en la vida cotidiana" de los argentinos.