EFEBuenos Aires

Los pacientes con cáncer en Argentina tendrán a la mano en menos de un día los medicamentos necesarios para su tratamiento gracias a los cambios que la farmacéutica Roche implementa en su sistema logístico, dijo en entrevista con Efe Osvaldo de La Fuente, gerente general de Roche Argentina.

"Existe una mejora de barreras de acceso y vamos a lograr que cualquier paciente que requiera un medicamento lo pueda tener en cualquier parte de la república en 24 horas", explicó el representante de Roche, primera industria multinacional en el país y líder en innovación.

De la Fuente participa en un foro de especialistas reunidos en Buenos Aires para debatir los desafíos para el control del cáncer en Latinoamérica.

Dicha mejora contó con una inversión total de 24 millones de dólares. Para que el nuevo esquema funcionara fue necesario construir un "depósito modelo" ya que "el medicamento oncológico es muy delicado, porque requiere cadena de frío y una serie de cuidados", comentó De la Fuente.

La compañía en Argentina -añadió- ha invertido en la última década más de 99 millones de dólares en investigación clínica.

Según datos del Banco Mundial, apenas un 5 por ciento del PIB es invertido en salud en el país suramericano.

"Si se compara dicha cifra con lo que dedican en los países desarrollados, la comparación es bastante desfavorable", explica el ejecutivo del gigante farmacéutico líder en medicamentos oncológicos a nivel mundial.

De La Fuente comenta que al igual que en el resto de Latinoamérica, en Argentina no existe gran preocupación entre la población por tomar medidas para prevenir la enfermedad.

"Una gran cantidad de las mujeres no se hace la mamografía, las campañas de vacunación del virus del papiloma humana no abarcan a todos y todavía existe la lucha contra el cigarrillo", agregó.

Otro desafío es combatir la consulta tardía, ya que algunos pacientes no asocian algunos síntomas con un cáncer.

Según cifras del Instituto Nacional del Cáncer de Argentina entre el 60 y 70 por ciento de los pacientes con esa enfermedad son diagnosticados en períodos tardíos.

De La Fuente afirma que con ese panorama "las posibilidades de realizar un tratamiento adecuado disminuyen en forma drástica".

La consulta tardía incide en que se derive tarde a los pacientes y además el acceso a la innovación "es tremendamente dificultoso, sino nulo" en el país.

El sistema de salud en Argentina presenta disparidades en cuanto a recursos, infraestructura y se caracteriza por estar altamente fragmentado, alerta.

Al sistema privado de salud tiene acceso un 10 % de la población. Luego existe un 54 % de las personas que se atiende a través de las llamadas "obras sociales", de las cuales existen más de 300 y cada una ofrece a sus afiliados coberturas diferentes.

"Se va generando en estos sistemas burocracia que a veces el paciente no sabe cómo manejar: demoran en tener la derivación al especialista, no es fácil obtener horas con el oncólogo", entre otros contratiempos, explica el gerente general de la farmacéutica, que lleva 87 años en el país.

El 36 % restante de la población argentina se atiende a través del sistema público de salud, donde "existen carencias" y la atención a los pacientes es "más difícil".

También se anunció que la farmacéutica pondrá en marcha en conjunto con la Academia Nacional de Medicina y el Ministerio de Salud de Argentina un concurso de iniciativas para impulsar la innovación en el cáncer dirigida a estudiantes.