EFELima

La compañía Telefónica del Perú y el Proyecto Loon de Google lograron suministrar más de 160 GB de datos de internet móvil de emergencia en zonas aisladas del Perú durante las inundaciones que asolaron el país desde principios de año.

Según informó la compañía en un comunicado, el despliegue de las conexiones móviles realizado por ambas entidades permitió dar cobertura móvil a un área de 40.000 kilómetros cuadrados, y la capacidad de enviar y recibir 30 millones de mensajes vía WhatsApp o 2 millones de correos electrónicos.

Esta iniciativa se desarrolló después de que amplias zonas del Perú fueran declaradas en emergencia los pasados meses de marzo y abril debido a las torrenciales lluvias, que entre otras cosas dañaron diferentes infraestructuras, entre ellas las redes de telecomunicaciones y dejaran afectadas a cientos de miles de personas en el centro y noroeste del país; en la sierra de Lima, Chimbote y Piura.

Telefónica y el Proyecto Loon ya venían explorando la posibilidad de llevar internet móvil a zonas remotas desde 2014, si bien esta fue la primera ocasión en la que los globos aerostáticos de Proyecto Loon despliegan sus servicios para atender a decenas de miles de personas.

Según Dennis Fernández, vicepresidente de Estrategia y Asuntos Regulatorios de Telefónica del Perú, este resultado fue fruto de los esfuerzos por "brindar la mejor conectividad en situaciones de emergencia, especialmente en las áreas más afectadas" y constituyó un "complejo desafío logístico para atender las necesidades de la población en condiciones extremas".

El Proyecto Loon desarrollado por Google consta de cientos de globos aerostáticos hechos en material plástico que miden unos 12 metros de alto y unos 15 metros de ancho cuando se encuentran inflados, y que reciben energía de paneles solares integrados a su estructura.

Esos globos y son capaces de proporcionar una conectividad de 4G para un diámetro de 80 kilómetros.

El proyecto, lanzado en 2011, prevé rodear la Tierra con globos en suspensión en la estratosfera para llevar acceso a internet a zonas remotas y rurales con difícil conectividad.

Las lluvias e inundaciones ocurridas en Perú desde diciembre causaron 133 fallecidos, 18 desaparecidos, 412 heridos, más de 188.000 damnificados y alrededor de 1,1 millones de personas afectadas, cerca de 22.000 casas destruidas y otras 21.000 viviendas quedaron inhabitables.