EFEMontevideo

El Ministerio de Turismo de Uruguay culminó hoy el "Taller de Inclusión y Accesibilidad" dirigido a operadores turísticos con el que busca sensibilizar sobre un asunto en el que el país "viene corriendo un poquito de atrás", explicó en una entrevista con Efe la titular de esa cartera, Liliam Kechichian.

La actividad, que comenzó el pasado martes y culminó este jueves, contó con el apoyo del Banco Mundial (BM), que accedió a realizar una misión de apoyo técnico en el país y también una consultoría para colaborar con la hoja de ruta para fomentar el turismo accesible en todo el país, señaló la cartera en un comunicado.

La titular del Turismo uruguayo sostuvo que en el ministerio se trabaja sobre tres pilares fundamentales: el turismo todo el año, el turismo en todo el país y el turismo para todas las personas.

Sobre este último, Kechichian reconoció que por durante mucho tiempo el turismo para todos comprendió principalmente a aquellas personas con pocos recursos económicos.

Sin embargo, dada la última encuesta que se realizó en el país y que arrojó la cifra de 300.000 personas con algún tipo de discapacidad, así como la propia característica demográfica del Uruguay -que cuenta con un alto porcentaje de población envejecida- se incluyó el tema de la accesibilidad en la mirada del ministerio.

Además, en 2015 la cartera definió al turismo como un derecho humano, por lo que para "cumplir con ese precepto" se debió "empezar a mirar a los temas vinculados a la discapacidad y a la integración", detalló la ministra.

Para ese año, el ministerio creó el Grupo de Accesibilidad Turística (GAT), equipo que comenzó a trabajar en los temas vinculados a la discapacidad en conjunto con el Programa Nacional de Discapacidad (Pronadis), que depende del Ministerio de Desarrollo Social (Mides).

"No puede quedar en la teoría. Efectivamente este es un gran primer paso. Lo dimos más rápido de lo que pensaba que lo íbamos a poder dar", señaló Kechichian en relación a la inclusión de estos temas en la agenda del ministerio.

La secretaría de Estado explicó que los destinos turísticos más consolidados "han ido incorporando" los temas vinculados a la accesibilidad, pero que en otros lugares de dimensiones más pequeñas y menos masivos aún falta por hacer.

Además, la ministra consideró que incluir destinos accesibles en la oferta turística del país es un "buen negocio en el más amplio sentido de la palabra".

"Una persona con cierta dificultad que encuentra un lugar amigable, seguramente será fidelizado como cliente y seguramente volverá acompañado", agregó.

Kechichian señaló que "los países que han comprendido este tema" obtuvieron "resultados desde el punto de vista económico", por lo que consideró que es un "tema interesante" y atractivo tanto para los turistas locales como internacionales.

"Es muy emocionante ver cómo alguien con cierta discapacidad, que nunca pudo disfrutar de la playa o darse un baño en el mar, lo pueda hacer", reflexionó la ministra, quien además reconoció que tiene una "sensibilidad particular" respecto a estos temas, ya que es abuela de un niño con Síndrome de Down.

Durante el taller expusieron como oradores representantes del BM, del Mides, del Ministerio de Turismo y de la Fundación Once de España, entre otros participantes.

María Eugenia Fernández