EFEMoscú

El director español Agustí Villaronga afirmó hoy que "hacer cine siempre es muy complicado y en tiempos de pandemia más", en una entrevista con Efe, tras la exhibición de su filme "El vientre del mar" en el Festival Internacional de Cine de Moscú, donde compite por el San Jorge de Oro, su máximo galardón.

"Tuvimos que hacer todo muy rápido, en muy poco tiempo y con muy poco dinero. Fue un esfuerzo conjunto de todos, si no es con todos, no salen estas cosas. Fue casi testarudez", dijo el realizador mallorquín, cuyo filme "Pa negre" ("Pan Negro") ganó 9 premios Goya en 2011.

BASADA EN HECHOS REALES

La película de Villaronga, rodada en Mallorca, está basada en hechos reales ocurridos hace dos siglos y narrados en un texto del escritor italiano Alessandro Baricco sobre el naufragio de un barco y el horror de 147 hombres que intentan salvarse en una balsa abandonada a su suerte en medio del mar.

El naufragio fue inmortalizado por Théodore Gericault en el famoso lienzo 'La balsa de la Medusa', que se conserva en el Museo del Louvre.

"Me impresionó mucho: dos personas metidas en un ring de boxeo en medio del mar. Uno representa una actitud, la de la practicidad, de lo que hay que hacer, de llevar el rumbo, la de los de arriba, y el otro, en cambio, actúa humanamente... con una humanidad especial", explicó Villaronga por qué le conquistó el texto de Baricco.

UNA PELÍCULA NACIDA DE UN PROYECTO TEATRAL

Inicialmente quiso llevarlo al teatro, pero la pandemia trastocó sus planes y optó por hacer una película, que rodó "casi a escondidas", según sus propias palabras, y que tiene un paralelismo manifiesto con las tragedias en el mar Mediterráneo de los subsaharianos que intentan llegar a Europa.

"La parte en blanco y negro lo que hace es reforzar esa cosa documental. Las imágenes metidas allí al principio son del naufragio del Argos, que son hechos reales", señaló el realizador sobre su apuesta cromática.

Añadió que se trataba de que "el mundo de la balsa quedase entroncado en la cabeza del espectador", ya que luego hay partes de color, un color desvaído, como para fragmentar el filme.

"Hay cuatro líneas de narración. A mí me daba mucho miedo: el espectador se puede perder y no quería hacer una película rara. Quería hacer una película que se entendiera, con medios que se entendieran", subrayó Villaronga.

LOS FIGURANTES Y SUS APORTES

Tuvo palabras de especial reconocimiento para los figurantes que participaron en la película.

"Muchas veces no se habla de ellos, están allí para rellenar. Estos no estaban para rellenar, todos aportaron experiencias propias, muchos de ellos eran subsaharianos integrados ya en la isla de Mallorca", dijo el cineasta.

Reveló que algunos de los figurantes habían tenido que cruzar el mar en condiciones parecidas a las que narra la película y "habían visto cómo morían sus compañeros".

"Cuando rodábamos en el agua recuerdo a uno concretamente que cuando teníamos que hacer el muerto, no pudo. Dijo que por favor no, que lo llevasen a la costa, porque eran vivencias reales", agregó Villaronga.

LA FECHA DEL ESTRENO AÚN POR DECIDIR Y NUEVOS PLANES

Aún no hay fecha para el estreno de "El vientre del Mar", pero a su director le gustaría que tuviera lugar antes de octubre, quizás en agosto o septiembre, "antes de que entre toda la avalancha de películas, sobre todo de las americanas, que se comen todo el mercado".

"En todo el cine que he hecho siempre hay guerra o hay un conflicto, que cambia la vida de las personas, generalmente en los niños ... Me gusta explorar eso. La parte trágica me gusta darla con algo de poesía, mezclar las dos cosas", agregó el realizador.

Pero ahora planea incursionar en un nuevo género para él: la comedia. "Lo próximo que quiero hacer es una comedia, que no lo hecho nunca. Teníamos que empezar a rodar en agosto, pero me llamaron y me dijeron que conviene que esperemos hasta octubre o noviembre", dijo.

"El vientre de mar" compite con otros 13 largometrajes de 14 países, entre ellos uno de Cuba y otro de Venezuela, en el concurso principal de la 43 edición del Festival Internacional de Cine de Moscú, que se fallará el próximo día 29.

Por Bernardo Suárez Indart